Temas

Ecuatoriano asesinado integró una banda de sicarios y extorsionadores en su país

Historial delictivo del extranjero lo habría llevado a sufrir espantoso atentado en la provincia de Zarumilla

Ecuatoriano asesinado integró una banda de sicarios y extorsionadores en su país

Ecuatoriano asesinado integró una banda de sicarios y extorsionadores en su país

21 de Abril del 2017 - 08:28 » Textos: Gerardo Bejarano » Fotos: Correo

Tras el espantoso crimen donde cinco personas fueron asesinadas a balazos en Zarumilla, fuentes policiales corroboraron que el ecuatoriano Obdulio Segundo Campoverde Ochoa (37), fue el objetivo principal de los sicarios, que el último miércoles arremetieron en un aparente ajuste de cuentas.

Esto se corrobora con lo informado en diversos medios informativos de Ecuador, que desde el 2013 daban a conocer que Campoverde Ochoa integraba en el país vecino una temible banda criminal dedicaba a la extorsión de empresarios y comerciantes, así como, de estar involucrado en la muerte de más de 20 personas en las ciudades ecuatorianas de Huaquillas, Arenillas y Santa Rosa.

El historial delictivo del ecuatoriano asesinado refuerza, en ese sentido, la hipótesis que su asesinato es parte de un ajuste de cuentas, después de haber integrado por varios años un grupo criminal liderado en ese entonces en Ecuador por Francisco Granda Rueda, alias “El Peche”.

PRISIÓN. Cabe informar que en nuestro país, el extranjero asesinado registraba antecedentes con un ingreso al penal de Puerto Pizarro en mayo del 2014, por el delito de tenencia ilegal de armas, municiones y explosivos de guerra.

En este caso, purgó una condena de ocho meses de prisión, luego de haber sido intervenido en el sector La Curva, teniendo en su poder una granada tipo piña, y 15 municiones calibre 38.

También estuvo en un reclusorio después de haber sido detenido el 2 de mayo de 2013 en Huaquillas, Ecuador.

Como se recuerda, el último miércoles por la tarde, el ex reo fue ultimado de varios balazos, cuando se encontraba en un inmueble del asentamiento humano 28 de julio de la provincia fronteriza.

Junto a él se encontraba también cuatro peruanos (naturales de la región Lambayeque), quienes de igual modo fueron alcanzados por las ráfagas de disparos, que los sicarios desataron sin piedad contra las cinco personas.

Lo más leído