Temas

Tumbes: Defensoría del Pueblo pide anular el concurso CAS de la Diresa y el HRT

En la primera sesión ordinaria de Consejo Regional, el jefe de la oficina defensorial expone más de 19 denuncias interpuestas por los expostulantes, que van desde casos de nepotismo, infracción al código de ética, así como vulneración al procedimiento administrativo. El Consejo Regional decide investigar más a fondo
Tumbes: Defensoría del Pueblo pide anular el concurso CAS de la Diresa y el HRT

Tumbes: Defensoría del Pueblo pide anular el concurso CAS de la Diresa y el HRT

11 de Enero del 2017 - 09:30 » Textos: Janina Rodríguez » Fotos: Correo

Durante la primera sesión ordinaria del Consejo Regional de Tumbes, la Defensoría del Pueblo solicitó la nulidad de los concursos CAS de la Dirección Regional de Salud (Diresa) y del hospital regional, al hallar presuntas irregularidades, las cuales fueron calificadas por el abogado Abel Chiroque Becerra como “insubsanables”.

MEDIDAS. Los fiscalizadores regionales recibieron denuncias de los postulantes y tomaron conocimiento de las investigaciones de la Defensoría del Pueblo en torno a ambos concursos, por ello el consejero Argelis López Salazar pidió la presencia del titular regional de la Defensoría del Pueblo con el fin de que exponga las investigaciones que ha realizado sobre estos procesos de contratación.

En presencia de los expostulantes denunciantes, Abel Chiroque pidió la suspensión total de ambos procesos CAS, en vista de que se ha cometido, según aseguró, el delito de nepotismo, infracción al Código de Ética de la Función Pública y vulneración a la ley del procedimiento administrativo.

El abogado detalló que por lo menos son diecinueve expostulantes que han denunciado favoritismo e irregularidades en el proceso CAS, además recalcó que ha detectado cinco casos de nepotismo en el hospital Jamo II-2.

“El proceso de convocatoria en el hospital regional es aún más grave, se ha cometido nepotismo, hubo vicios en este proceso desde el principio, en primera instancia advertimos que el hospital no avisó al Ministerio de Trabajo sobre el proceso CAS, luego evidenciamos que han dejado sin efecto contratos de personas que tienen más de ocho años trabajando y estaban en proceso de nombramiento”, indicó indignado el defensor de los intereses del pueblo.

Becerra tiene en detalle las diecinueve denuncias de los extrabajadores y usuarios que postularon y no ocuparon vacante alguna.

“Hemos consultado a la Adjuntía de la Defensoría del Pueblo y se nos ha pedido que ya no investiguemos más, porque los vicios hallados en ambos concursos son insubsanables, existen hechos irregulares que afectan los requisitos de validez del acto administrativo, no hay transparencia, por esto es que se debe declarar la nulidad en ambos concursos”, remarcó.

Asimismo, Chiroque Becerra recordó que el año pasado ocurrió lo mismo en el sector salud, y hasta el momento no hay sanciones contra los funcionarios responsables.

“Es momento que nos pongamos severos y no permitamos que en Tumbes siga reinando la impunidad y la corrupción, debemos dejar de ser vistos como el departamento que más corrupción reporta”, expresó el abogado.

CASOS. Chiroque Becerra detalló que en el hospital regional se ha declarado como ganadora del concurso en la plaza de cocina a la hermana de la jefa de recursos humanos, quien a la vez es miembro del comité evaluador.

Lo preocupante es que la funcionaria se retiró al baño cuando entró su hermana a la entrevista personal.

Del mismo modo, la Defensoría del Pueblo corroboró que cerca de cinco personas quedaron como no aptas en la etapa de evaluación curricular, sin embargo, al momento de publicar los resultados finales dichos postulantes aparecen como ganadores de la plaza CAS.

Otro punto es que siete trabajadores con más de cuatro años de servicio han quedado fuera del hospital pese al tiempo laborado, y a pesar de que, además, estaban participando del proceso de nombramiento.

Asimismo, en la dirección de Salud, el comisionado de la Defensoría del Pueblo recordó que el hermano del administrador, Henry Garay Canales, quien se desempeñó como presidente de la comisión, también participó del concurso CAS.

“Es la segunda vez que el funcionario Henry Garay incurre en lo mismo, el año pasado su hermano ganó una plaza, y los hechos fueron denunciados ante el Ministerio Público”, subrayó.

Del mismo modo, algunos de los postulantes tomaron la palabra y ante el pleno de consejeros regionales pusieron sobre la mesa otras irregularidades como la toma de preguntas que no tenían nada que ver con el puesto al que postulaban.

“A un trabajador de cocina, le preguntaron quién escribió la obra de Matalaché, no sé si fue en tono de burla o si es porque no están preparados para evaluarnos”, dijo un afectado.

También se quejaron por el corto plazo que la comisión evaluadora otorgó para analizar los curriculum y para las entrevistas personales.