Temas

Tumbes: Venganza en asesinato de Alexander Pinto ocurrido en el centro poblado de A. Araujo

El occiso en el año 2013 se salvó de la muerte durante una balacera ocurrida en el barrio San José en Tumbes

Tumbes: Venganza en asesinato de Alexander Pinto ocurrido en el centro poblado de A. Araujo

Tumbes: Venganza en asesinato de Alexander Pinto ocurrido en el centro poblado de A. Araujo

18 de Marzo del 2017 - 09:11 » Textos: Camilo Calle » Fotos: Correo

El joven Alexander Pinto Granda, asesinado por un sicario de varios balazos el último miércoles en una calle de Andrés Araujo Morán, estaba ligado a la banda “Los Walas “ de San José, razón por la cual la Policía no descarta que su muerte se trate de un nuevo caso de rencillas entre miembros de organizaciones delictivas, en Tumbes

ANTECEDENTES. Pinto Granda, figura en los reportes policiales del año 2010 con el alias de “Loco”. Una de sus primeros encaramientos con la Policía fue en enero de mencionado año, cuando es atrapado en Zarumilla, junto a José Severino Silva (a) “Antuco”, tras ser denunciado de haberle robado a mano armada a una técnica en enfermería. Posteriormente, en el año 2013, “Loco” nuevamente fue noticia al participar de una balacera en el barrio San José. 

Pese a que recibió disparos en el tórax posterior izquierdo, codo derecho y muñeca izquierda con entrada y salida; logró sobrevivir. De acuerdo a los informes policiales, los que protagonizaron este enfrentamiento, donde murieron tres personas, fueron los integrantes de la banda “Los Pollos”, quienes llegaron hasta la calle Las Delicias del barrio San José, para arremeter a balazos en contra de un grupo de personas, al parecer, miembros de la organización “Los Walas”.

MUERTE. Sin embargo, Alexander Pinto el último miércoles por la tarde no logró esquivar a sus enemigos, quienes lo siguieron raudamente para acabar con su vida cuando se trasladaba a bordo de un moderno auto color negro sin placa de rodaje, a la altura de la calle Los Ángeles. 

Según los testigos del crimen, dos personas a bordo de una moto se acercaron a su víctima, y sin mediar palabra uno de los sicarios le dispararon a quemarropa a la altura del cuello. En tanto los otros ocupantes del auto optaron por salir corriendo para ponerse a buen recaudo. La Policía llego hasta el lugar de los hechos, sin embargo no encontró al cadáver puesto que la gente lo había trasladado al hospital regional.      

Lo más leído