Temas

Adolfo Aguilar: "No me incomoda que me digan homosexual"

Conductor responde a insinuaciones acerca de su sexualidad. En entrevista exclusiva se declaró a favor de la unión civil entre personas del mismo sexo y sueña con ser padre
Adolfo Aguilar: "No me incomoda que me digan homosexual"

Adolfo Aguilar: "No me incomoda que me digan homosexual"

02 de Enero del 2014 - 08:16 » Textos: C. Vilchez

Adolfo Aguilar, el carismático conductor de Yo soy y Tu cara me suena, realiza un análisis de la televisión, habla de sus deseos de convertirse en padre sin novia y opina sobre la unión civil entre personas del mismo sexo.

¿Te gustaría imitar a un artista en Tu cara me suena?

Sí. Me gusta la imitación, es como un reto. No tendría reparos en el personaje, si es hombre o mujer; alto o chato; flaco o gordo. La idea sería hacer de alguien alejado de mi perfil.

En Yo soy emulaste a Ricky Martin y la gente aprovechó para burlarse de tu sexualidad...

Hay gente a quien no le gustó la interpretación; evidentemente, no soy monedita de oro para gustarle a todo el mundo. Lo de las burlas sí lo escuché, me pareció divertidísimo y que sigan. Me encanta que la gente especule (risas).

¿No te incomoda que insinúen que eres homosexual?

No me incomoda, no me molesta; bien o mal procura que siempre hablen. En realidad no están hablando mal; si fuera o no fuera, si es o no es, lo que fuera, no tiene nada de malo. Quién quiera ser o no ser es problema de cada uno. Que la gente hable es bonito.

Intuyo que estás a favor de la unión civil entre personas del mismo sexo. ¿Por qué?

Sí, por supuesto. ¿Quién tiene derecho a decir que no? Si hay amor para unirse hay amor para dar. ¿Por qué negarse a esa posibilidad? Si por amor se unen, amor es lo que van a entregar, no importa si te gusta este o aquel. ¡Qué sean felices todos!

El 2013 marcó en pantallas la presencia de realities de canto e imitación y también el fin de El gran show. ¿A qué se debe?

Nosotros imitamos a todo tipo de personalidades, desde la farándula hasta la política. Creo que al combinar canciones de antaño con las modernas el público tiene el ingrediente para disfrutar. El gran show fue un buen programa. Uno como conductor sabe cuándo es el momento para continuar y cuándo retirarse. Le deseo los mejores éxitos a Gisela Valcárcel, ella es una grande en la televisión.

¿Tú prefieres ver en pantallas a gente bailando o revelando sus intimidades?

No sabría qué decir, es complicado. Mi respuesta se basa en lo que me gusta y a mí no me gusta enterarme de la vida ajena.

¿Por qué crees que a la gente le gusta tanto el programa de Beto Ortiz?

¡Ah!, porque son personalidades y es interesante saber cuándo tienen algo que decir. Por ejemplo, a mí pónganme al sillón y pregúntenme: ¿Adolfo come lechuga? Sí, es verdad. No tengo nada nuevo que contar. La gente se va a reír de mí. Me atrevería a conducir el programa, pero no creo tener el peso necesario.

¿Crees que la televisión ha evolucionado?

Los críticos dicen que la televisión es una basura. La televisión debe traer al público entretenimiento sin excesos ni herir susceptibilidades. Hay muchos programas que van en horario familiar en señal abierta que no enseñan nada, básicamente malacrianzas. La televisión debe entretener y educar, pero no le demos ambos roles. Existe un canal del Estado para educar y lo maneja bastante bien.

¿A qué programas te refieres?

Cuando apagues tu grabadora te lo digo.

Por último, ¿la paternidad está en tus planes?

Sí, es un sueño. Me parece bonito, quiero ser padre, pero no estoy desesperado. Puedo ser padre hasta los ochenta. No es necesario que llegue la mujer para formar un hogar. Yo quiero ser padre, quiero hijos míos. ¿Y la adopción? Eso no es ser padre. Ser papá es entregarte en cuerpo y alma a la persona que necesita de ti. Cuando sea padre trataré de ser el mejor.

Te puede interesar:

- Difunden nueva foto del "antes" de Karen Schwarz