Temas

La nueva casa de El Kapallaq

Desde un escenario más amplio, el restaurante de Lucho Cordero asume un nuevo reto gastronómico. Una renovada propuesta que no pierde su esencia
La nueva casa de El Kapallaq

La nueva casa de El Kapallaq

10 de Marzo del 2017 - 12:00 » Textos: Jimena Agois @agoisfoto » Fotos: Jimena Agois @agoisfoto

El restaurante El Kapallaq de Lucho Cordero estrena local, siempre respetando los cánones de la cocina tradicional peruana: fuego lento, cuchara de palo y olla de barro, pero ahora con nuevas incorporaciones.

Manteniendo la calidad y el servicio de siempre, el chef Lucho Cordero y su esposa Denise inician una nueva etapa de El Kapallaq, en un renovado local, mucho más amplio, con una hermosa terraza central y una moderna zona de bar, donde se pueden degustar los mejores cócteles y tapas.

El restaurante siempre se ha caracterizado por trabajar pescados y mariscos respetando los cánones tradicionales de cocina. Para Cordero, es muy importante que cada plato se realice de la forma tradicional: fuego lento, olla de barro y cuchara de palo. Menciona que para preparar cada plato hay pasos a seguir y eso es lo que él trata de mantener en su cocina, siempre de una manera muy fiel a la receta original. En esta nueva etapa la carta trae novedades, no solo sus tradicionales platillos de pescados y mariscos, sino que se incorporan novedades con pasta y carne.

Cordero empezó a cocinar a los 23 años, después de ver mucha cocina en su casa. Es recién cuando viaja a Máncora por razones laborales, que comienza a rescatar recetas antiguas de familia y su curiosidad por la gastronomía aumenta. “No hay ningún libro o clase de cocina que pueda enseñarte más o mejor, que cocinar con una mamacha en el mercado del bajo Piura. Hay sabores naturales que no se pueden lograr en ningún restaurante del mundo. El ahumado de la leña que usan en la cocina, la olla vieja de hace 40 años. Todo un sistema de trabajo que viene de generación en generación”, dice Cordero. Es por esto que cuando vuelve a Lima, trata de presentarla de la mejor manera y sin alterar su esencia, salvo para brindar el mejor servicio posible o presentar el plato de una manera más atractiva para el comensal. Debido a sus constantes viajes al sur de Italia, aprendió a combinar las pastas con los pescados y mariscos, manteniendo el sabor mediterráneo que tanto caracteriza a su cocina. Igual que con la carne, que prepara de una manera fresca y sin pretensiones, donde el sabor del producto es lo primordial.

Dentro de su carta, El Kapallaq ofrece una variedad de platos perfectos de mar como el Marmitako, una sopa de origen vasco hecha a base de bonito, tomate y papa. El sudado, un plato de corte mestizo y muy tradicional, donde interviene el maíz fermentado. “Una vez que tienes lista la chicha de jora, empiezas a trabajar el sudado de pescado, muy tradicional en la costa peruana”, menciona el chef. Un plato que se sirve muy caliente y que se come acompañado de arroz blanco. Dentro de las pastas encontramos unos orecchiette con pulpo, tomate, ajo y perejil, que le encantará por su suavidad y perfección. El spaguetti con botarga, harina de huevera, mantequilla, aceite de oliva y ralladura de limón es un manjar. Y sin duda recomendamos probar los espaguettis con erizo y cangrejo. La carne es otra novedad y podrá disfrutarla en platos como la Tagliata, filete de lomo con arúgula, oliva y balsámico; o el ragú de cuy, que créame, hará que vuelva repetidas veces. La propuesta dulce llega a base de crepes. El crepe suchard con helado y fudge. El suzette con naranja y cointreau; el cholet, versión especial del restaurante, a base de sauco y pisco.

DATO

Restaurante El Kapallaq

Av. Dos de Mayo 748, San Isidro

Telf: 5179932

Email:elkapallaqrestaurant@hotmail.com