Temas

Residentes de edificio exigen otro ascensor para el personal de mantenimiento

Carlos Galdós tomó como ejemplo que en un edifico de San Isidro tienen dos ascensores, uno para los residentes y otro para el personal de mantenimiento

Residentes de edificio exigen otro ascensor para el personal de mantenimiento

Residentes de edificio exigen otro ascensor para el personal de mantenimiento

09 de Mayo del 2017 - 10:14 » Textos: Redacción Multimedia » Fotos: Difusión

El conductor Carlos Galdós en su programa en Radio Capital, cuestionó las diferencias sociales que existen en Lima, tomando como ejemplo que en un edifico de San Isidro lo demuestren teniendo dos ascensores, uno para los residentes y otro para el personal de mantenimiento. Mediante enlace telefónico, el sociólogo y escritor Julio Hevia expresó que esta situación es el producto de la poca conciencia cívica, ya que la discriminación continúa en diversos ámbitos. "Yo diría que se trata de una suerte de "lógica" que responde al afán que tiene mucha gente de ratificar un tipo de distinción, en algunos casos con el lujo del automóvil, de la locación de la residencia o porque se ha conseguido un nivel socioeconómico. Es ahí donde se olvida los orígenes de uno mismo." Explicó Julio Hevia.

Además de esto, Carlos Galdós mencionó que estas diferencias sociales son el reflejo que van viendo los más pequeños de la casa, "tienes el problema del rico con pedigree y el nuevo rico, debido a su esfuerzo, entonces parecería que nos estamos multiplicando", detalló el también escritor Hevia. "En el entorno que vivimos en este país, nuestra conciencia cívica es probablemente de peor nivel en todo el continente y los afanes discriminatorios no son solamente raciales, son sexuales, y entonces parecería que estámos situándonos en una política de la multiplicación de la diferencia. El ejemplo que tú ponías sobre los asensores se podría decir que son ascensores para seres humanos y asesores de carga. O como una vez dijo tristemente un expresidente célebre: "hablamos de ciudadanos de segunda categoría". Sentenció el sociólogo. 

Una de las llamadas del público señaló que estos actos es producto de una desubicación total, "yo he visto como han discriminado a personas en el club, yo le decía "ubícate mujer ¿qué te pasa? tú no eres más ni menos que la persona que está trabajando para ti y le debes todo el respeto. Yo a la persona que viene a ayudarme en casa se sienta igual conmigo a desayunar a almorzar" comentó la oyente.

TAMBIÉN PUEDES LEER:

“Amas de leche”: el conmovedor trabajo de mujeres alquiladas para dar de lactar