Temas

André Silva: “Mi familia ha sido esencial en las decisiones de mi vida”

La actuación no es broma, demanda concentración y una preparación adecuada para poder triunfar en ese ámbito.

André Silva: “Mi familia ha sido esencial en las decisiones de mi vida”

André Silva: “Mi familia ha sido esencial en las decisiones de mi vida”

25 de Agosto del 2016 - 05:07 » Textos: Kattia Rocca » Fotos: Piero Vargas

La niñez puede ser la etapa perfecta para descubrir los sueños que se anhelan cumplir. André Silva siempre supo que su meta era actuar en la pantalla chica, tal como lo hacía mientras jugaba de pequeño con sus amigos del barrio.

Además, él reconoce que la imaginación y el empuje familiar lo han llevado a ser uno de los actores más queridos por la gente.

¿Tu infancia se relacionó con la actuación cuando viviste en Huaral?

Nací en Lima, pero por motivos de trabajo, mis padres se fueron a trabajar a Huaral. Mi papá es administrador de empresas y mi mamá, asistenta social. Estudié ahí toda mi infancia hasta la secundaria y luego regresé a la capital para aprender actuación, que era lo que quería hacer desde la escuela.

Entonces, ¿tu vocación nace en el Norte Chico?

Sí. De pequeño, me juntaba con un grupo de amigos a ver una novela y luego se recreaba una escena, ese era nuestro vacilón. También jugábamos a que teníamos nuestro canal de televisión para narrar las noticias. Todo eso me atraía. Cuando entré a secundaria, llegó la oportunidad de actuar en la escuela, ahí empezó mi fascinación por el mundo del arte.

¿Tu familia no puso obstáculos en esa decisión?

Es bien curioso, porque todos mis hermanos han estudiado en universidades y están titulados. Mi mamá siempre se preocupaba por lo que quería hacer, ya que soy el menor de cuatro hermanos hombres. Cuando yo le comenté a mi mamá que quería ser actor, me imagino que sintió como si le hubiese caído un balde de agua fría. Increíblemente, ella me supo orientar de manera adecuada para tomar las decisiones correctas; es decir, me apoyó para estudiar en una escuela superior, formarme y averiguar otros talleres importantes que había en Lima. Sin duda mi familia ha sido una parte esencial de las decisiones que he tomado en mi vida.

Si no fueras actor, ¿a qué te hubieses dedicado?

Yo quería ser policía, pero creo que mi mamá me cambió el chip porque pensó que era muy peligroso. Ella me decía que quería tenerme para toda la vida, y con ese argumento se me hizo complicado. También hubiese podido ser cocinero o chef, me encanta cocinar, amo la gastronomía y me divierto mucho en esa labor.

Hasta el momento, ¿cuál ha sido el personaje más especial que has interpretado?

En realidad no tengo uno que sea mi favorito, pero hay dos personajes a los que les guardo cariño y que significan mucho en mi vida. El primero es “Freeman”, un papel que interpreté en la serie Misterio, que dirigieron Aldo Miyashiro y Jorge Carmona, lo genial es que fue escrito para no tener mucha importancia, pero gracias a la pasión que le puse al personaje, comenzó a crecer y obtuvo más protagonismo que al inicio. Otro papel al que le agradezco mucho es “El Duque” de Mi amor, el wachimán, era un antagónico que le hacía la vida imposible a Christian Domínguez y María Grazia Gamarra en su historia de amor; en ese tránsito se dio una conexión muy extraña con el público, porque a pesar de ser un maldito, la gente reconocía mi trabajo y se me acercaba amablemente. Yo creo que “El Duque” ha quedado en la mente de mucha gente.

Tu último personaje en la pantalla chica, Juan Pedro, en la telenovela Valiente Amor, tenía bastante intensidad. ¿Cómo terminaste después de ese papel?

Quedé agotado, era un personaje muy emocional que me tenía loco porque me exigía mucho desgaste ya que siempre estaba llorando, sufriendo, con cólera y frustración. Como persona, era muy contradictorio, a veces caía bien y luego irritaba. Tenía muchos rollos mentales y, sobre todo, vivía en un entorno familiar que no era el más favorable.

¿Cuál ha sido el personaje que más se acerca a tu verdadera personalidad?

En Cholo powers interpreté a Benji, un tipo luchador que adoraba a su familia y estaba enamorado, era totalmente detallista con la chica que quería. Yo creo que puede acercarse un poco a lo que soy realmente: amo a mi familia, trato de protegerla siempre. Soy muy cuidadoso con las personas que quiero, me preocupo bastante por ellas. Además, soy apasionado con lo que hago y siempre trato de hacer las cosas bien, pero ya me he dado cuenta que no todo lo que quieras puedes tenerlo. 

Lo más leído