Temas

Ernesto Gálmez: “La responsabilidad social empresarial va más allá de la filantropía”

El gerente general de Perú 2021, experto en temas de responsabilidad social empresarial, asegura que resolver problemas en la comunidad ayuda a mejorar el panorama corporativo.

Ernesto Gálmez: “La responsabilidad social empresarial va más allá de la filantropía”

Ernesto Gálmez: “La responsabilidad social empresarial va más allá de la filantropía”

15 de Noviembre del 2016 - 08:01 » Textos: Athena Fernández afernandez@grupoepensa.pe

Ernesto Gálmez afronta su primer mandato como presidente de Perú 2021, la asociación civil sin ánimo de lucro cuya función es promover y ampliar el compromiso social corporativo y el buen gobierno de las empresas.

El desarrollo sostenible era considerado materia exclusiva del Estado. ¿Cómo ha evolucionado esta idea? 

Se tomó en cuenta que esto no es responsabilidad de un solo actor de la sociedad. En realidad, todo pasó por cambios de actitud que van desde las personas, la sociedad civil, los organismos internacionales, las empresas y el propio Estado. Ahora buscamos un país sostenible para que nuestros hijos y nietos puedan vivir bien y tranquilos.

Por lo general, la empresa es encasillada a ser solo una fuente de financiación para proyectos... 

Pero eso ha cambiado. En los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), la Organización de las Naciones Unidas, por primera vez en la historia, le dice a las empresas que necesitan de su ayuda y que no solo es un tema de plata. Dinero es lo que menos quiere de las empresas. Lo que se busca es su conocimiento, creatividad y capacidad de innovar para plantear soluciones.

¿Pero para una pequeña empresa con recursos limitados no resultaría más complicado apoyar esta causa? 

No es algo exclusivo para las empresas grandes, solo es cuestión de encontrar el enfoque. Desde Perú 2021, está el Distintivo Empresa Socialmente Responsable, un evaluador al que le adjuntas evidencia y nosotros hacemos la retroalimentación. Es un vital indicador sobre balance de trabajo y familia de acuerdo a los puntajes de las empresas en general, pero también en las organizaciones de tu sector. Ya no necesitas invertir en recursos y puedes ver otro tema que está más crítico.

¿Cuáles son las ventajas para la empresa a la hora de impulsar el desarrollo sostenible? 

Sus beneficios son el mejoramiento del desempeño financiero, la reducción de los costos operativos de las empresas y la mejora de la imagen de marca y reputación.

Esto los deja muy bien con los ‘millennials’... 

Sí. Frecuentemente, ellos se sienten atraídos por marcas y compañías con una buena reputación sustentada en temas relacionados con la Responsabilidad Social Empresarial (RSE). Empresas líderes son frecuentemente citadas en los medios de comunicación y son recomendadas a los inversionistas que buscan empresas socialmente responsables. Muchas de las listas anuales sobre empresas exitosas incluyen la participación activa en la comunidad como parte de los parámetros a medir.

Los críticos consideran que este compromiso social puede ser visto como una herramienta de marketing o como un lavado de imagen de la empresa... 

Un trabajo de este tipo puede ser una herramienta de marketing institucional y corromperse convirtiéndose en una especie de coartada. Pero el concepto que compartimos es que cuando tú haces algo por la sociedad en la que trabajas redunda en tu propio beneficio. Es un enfoque práctico que exige una generosidad de partida, pero en la idea de que esa generosidad es rentable.

Muchos consideran que la RSE solo se limita a una cuestión de dar… 

Va más allá de la filantropía. Es transformar la realidad resolviendo problemas sociales y aumentar la rentabilidad de la empresa. Los líderes corporativos están empezando a darse cuenta que cuando las comunidades florecen, también lo hacen las corporaciones.

Algunos expertos consideran que una vez que una gran marca sea conocida por apoyar una causa social a otra empresa le resultará más difícil obtener la misma atención por hacer un trabajo similar… 

Pero eso no significa que quedarán en la cola. Hay un amplio espacio para que todas las empresas apoyen en un impacto positivo en la sociedad y el medio ambiente. Considero que ninguna empresa puede reclamar la propiedad de un objetivo de sostenibilidad. Además, la sana competencia entre las marcas empuja a que sean mejores, tanto en un sentido comercial y en términos de un bien mayor.

¿El RSE está transformando la cultura interna de la empresa? 

Sí, pero solo se logrará si existe una fuerte implicación de la alta dirección porque esto no tiene sentido si no se comprende dentro de la estrategia de la compañía.

¿Y cómo le va a Perú en materia de responsabilidad social? 

El Perú no está mal. Vamos muy encaminados, pero todavía falta muchísimo por hacer. El Estado está adecuando sus planes para incluir los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). Lo mismo se está haciendo a nivel empresarial. No le estamos diciendo a la empresa que se encargue de los 17 objetivos, sino que enfoquen sus esfuerzos en aquello que ellos saben hacer.

PERFIL

Ernesto Gálmez

Comunicador

Fue director de Educación Rural. Asimismo, ha laborado en el Ministerio del Ambiente como director Nacional de Educación y Ciudadanía Ambiental.

CIFRAS 

169 metas en total son parte de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible.

2015 año en que se generaron los acuerdos de los ODS.

Lo más leído