Temas

Estefanía Belaunde: “El miedo hace que la gente no haga lo que le gusta”

Estefanía Belaunde, coach de nutrición. La alimentación puede ser el motor principal para mantener un estilo de vida saludable y convertirse en un negocio rentable

Estefanía Belaunde: “El miedo hace que la gente no haga lo que le gusta”

Estefanía Belaunde: “El miedo hace que la gente no haga lo que le gusta”

10 de Octubre del 2016 - 08:26 » Textos: Kattia Rocca » Fotos: Carla Patiño

Existen cambios radicales que una persona, por azares de la vida, debe asumir. Estefanía Belaunde sabe muy bien lo que significa apostar por un desafío. Por ello, decidió dejar su vida en Estados Unidos y la carrera de derecho para dedicarse a su verdadera pasión: la nutrición. Un campo donde no solo encontró su vocación, sino un estilo de vida que la convirtió en una mejor persona, tanto emocional como físicamente.

¿Cuándo nació tu vocación por la nutrición?

Siempre me ha gustado la vida saludable, el tema de la alimentación sana, de realizar deporte ya sea correr, montar bicicleta o ir al gimnasio. Todo esto se dio a raíz de una relación que mantuve hace 13 años y que me hizo engordar. Cuando terminé ese romance, bajé de peso y me dije: “¡Qué increíble! Estuve con esta persona que fue muy buena conmigo, pero yo no era feliz, y traté de tapar mis sentimientos con la comida. Subí de peso y ahora que no estoy en esa relación, he vuelto a ser la misma de antes”. En ese momento fui más consciente de cuidarme de manera emocional y física. Empecé a involucrarme más en la alimentación, descubrir de dónde viene lo que comemos, cómo funciona la industria. Mientras más inmersa estaba, más me horrorizaba. Mi conciencia en ese tema fue creciendo.

¿Cómo te animaste a ser coach? 

Eso ocurrió hace un año y medio. Quería hacer una maestría en nutrición y empecé a averiguar cursos en universidades, pero todas estaban fuera de mi alcance. Cuando eres mamá y quieres estudiar, es muy complicado. Seguí investigando y encontré un programa de coaching de nutrición, me encantó el curso porque era bastante accesible a mis necesidades, podía hacerlo desde mi casa, eso se acomodaba mucho a mi rutina.

¿Cómo desarrollaste la carrera de derecho junto con la nutrición? 

La nutrición y el derecho son carreras muy distintas. Yo trabajé durante 13 años en un estudio que se dedicaba al tema de propiedad intelectual. Se me fueron los años y me dije: ”¡Qué estoy haciendo, esto no es lo que me apasiona!”. Pero en ese momento estaba tan convencida, que me metí a estudiar la carrera. Luego pasé por administración de empresas y negocios internacionales. Sin embargo, con el tiempo descubrí que la nutrición era lo mío. Antes era un pasatiempo, pero ahora quería emplearlo con otras personas.

¿Qué pasó con la marca de dulces que tuviste en Estados Unidos? 

Soy bastante dulcera, esa es mi debilidad. Tuve una marca que nació, porque en Estados Unidos no existe la repostería fina como la que tenemos aquí. Empecé una empresa de dulces y me fue bien, pero luego quedé embarazada. Se me complicó muchísimo porque los dulces requieren de paciencia. Es algo que me apasiona, pero que me encantaría volver a retomar con una versión más saludable de los dulces.

¿Cómo manejas tu actual carrera con la maternidad? 

Ahora mi hijo va al nido y eso me da bastante tiempo para desarrollar mis talleres y el asesoramiento. Ya está más grande y me ayuda en esta nueva carrera. Además, me permite vencer un miedo que es dejar una labor estable para empezar algo desconocido. Me tomó bastante tiempo y agallas abandonar un trabajo donde tenía muchos beneficios. Yo creo que el miedo es un factor que hace que la gente no haga lo que le gusta. Ahorita estoy viviendo de mis ahorros y estoy feliz de haber tomado esta decisión. Creo que el éxito es un camino por el que tienes que dirigirte.

Según lo que has visto en tus clientes, ¿qué piensas de la cultura alimenticia de los peruanos?

Hay mucho trabajo por hacer. No es difícil, pero es un reto. Quiero ayudar a las personas a educarse, a contarles las causas que te obligan a tener una alimentación saludable. Vivimos en una sociedad donde todo es muy rápido, donde todos estamos trabajando de día y noche, y eso te lleva a tener problemas de salud. Claro que se puede evitar, pues las enfermedades no aparecen inesperadamente, se van desarrollando con el tiempo y todas estas patologías están relacionadas con los balances en el sistema.

¿La calidad de vida emocional también afecta al ser humano? 

Exacto. Las personas llevan una vida que nos les gusta, se sienten estresadas. Todo es una cadena: el sedentarismo, engordar, tomar café, eso afecta la salud. Es muy importante ver tu vida a través de un espejo, mediante la actividad física, para evitar riesgos en el organismo y la mente. Si nos llenamos de pensamientos negativos nos deprimimos.

DATO

Estefanía Belaunde. Coach de nutrición. Estudió derecho, pero en la actualidad se dedica a mejorar la calidad de vida de las personas que desean alimentarse de manera saludable.

13 años trabajó Belaunde en un estudio de abogados.

año y medio tiene la coach de nutrición dentro del rubro alimenticio.

Lo más leído