Temas

​Los demonios de un hombre corrupto

Puesta en escena muestra la degeneración de un hombre ambicioso de poder político
​Los demonios de un hombre corrupto

​Los demonios de un hombre corrupto

29 de Abril del 2017 - 09:23 » Textos: Tomás chávez

A lo largo de la historia de la humanidad, la ambición política del hombre ha dado pie a la creación de diferentes relatos ficticios, pero no irreales. Macbeth, drama escrito por William Shakespeare y presentado por primera vez en 1606, es una de aquellas memorias donde las ansias de poder superan la amistad, nublan la razón y someten a la locura y al miedo eternos.

Cuatro siglos después, la dramaturga Vanessa Vizcarra estrena esta adaptación libre del clásico británico. El coronel Macbeth (Rómulo Assereto) es el líder de un nación latinoamericana, que podría ser nuestro país en una época contemporánea.

Desde un set de televisión, el laureado militar se presenta ante cámaras para recibir los elogios del público y de la conductora (Denisse Arregui). Hasta ese momento, el “capitán” Macbeth había salido victorioso de una incursión clave contra los rebeldes del Estado. La periodista lanza una predicción: “Tú serás el líder algún día”, asegura ante el incrédulo personaje.

Como si fuese un hechizo, tal y como lo recibió el combatiente en la Edad Media por parte de tres brujas, aquellas palabras terminaron por corromper la mente de Macbeth, pues no era la primera vez que pensaba en ser líder, sin importar que, para lograrlo, deba manchar sus manos de un color más fuerte e imborrable que la sangre.

Las etapas por las que pasa el personaje recrean la imagen de un hombre que se ahoga en su propia culpa. A sus espaldas lo siguen los fantasmas de sus acciones y víctimas.

Frente a la mirada atenta de las redes sociales y los medios de comunicación que sirven para crear notoriedad, Macbeth irá enloqueciendo.

LA DEGENERACIÓN DEL HOMBRE. “¿Te has preguntado si un político corrupto puede estar tranquilo con sus acciones? Así como Macbeth, aquel no lo logrará. Es sencillo, uno lo ve a diario en los medios de comunicación. Los cambios que afronta en la realidad”, señala Vanessa Vizcarra sobre su adaptación.

La vigencia de la obra de William Shakespeare en nuestros tiempos es, precisamente, la degeneración del hombre frente a la necesidad enfermiza de poder.

El elenco de actores que completan esta obra son Alejandro Córdova, Leslie Guillén, Marcello Rivera, Renato Rueda y Mariajosé Vega.