Temas

María Elena Fernández: “Este es un lugar de ideas donde siempre hay un punto de partida”

María Elena Fernández, gerente general de Dédalo Arte. Exponer diseños únicos, inspirados en técnicas ancestrales, es el camino que decidió la fundadora de esta reconocida galería

María Elena Fernández: “Este es un lugar de ideas donde siempre hay  un punto de partida”

María Elena Fernández: “Este es un lugar de ideas donde siempre hay un punto de partida”

16 de Junio del 2017 - 10:00 » Textos: Fiorella T. Cortez » Fotos: Carlos Michilot

Entre piezas únicas de autor como artesanía, joyería y ropa con motivos ecológicos, Dédalo Arte apuesta por brindar al público desde hace más de 25 años un concepto de galería-tienda. Su fundadora, María Elena Fernández, revela en cada espacio los diseños contemporáneos que rescata de las culturas milenarias de nuestro país. Desde un patio interior de la casona, donde reina la tranquilidad, nos cuenta su labor.

¿Cómo surgió la idea de crear Dédalo? 

Nació en un viaje que hice a Italia con mi marido. Ese lugar nos sirvió de inspiración para tener un espacio que acoja a diferentes artistas y, cuando volví a Lima, se pudo lograr.

Iniciaron en un contexto negativo... Nacimos en 1992. Cuando estábamos a punto de inaugurar el primer espacio en Miraflores, días antes hubo el lamentable episodio de un coche bomba que había explotado en Tarata. Pero la vida continuaba y yo tenía que trabajar. Así que inicié el proyecto con otras personas en el garaje de mi casa, en un momento donde el concepto de piezas únicas no existía en el país.

¿Cómo realiza el contacto con diseñadores? 

Trato de ir a ferias artesanales y a exposiciones de arte. Desde chica fui testigo de la afición de mis padres por la cultura peruana, sobre todo de mi madre. Ahora tengo una nieta de nueve años que me mantiene al día con esos temas y me lleva a esas jornadas. Incluso, los martes y jueves recibo a nuevos diseñadores para ver sus obras. Este lugar, a pesar de que es grande, no puede albergar a todo el talento que existe en el país.

¿Dédalo no se relaciona directamente con los artesanos de comunidades? 

No, porque recibimos piezas ya elaboradas. Es cierto que contamos con algunas obras más tradicionales, pero no es nuestra línea. Nosotros trabajamos con el diseñador contemporáneo, pero que rescata las técnicas ancestrales. Mientras tanto, brindo el espacio y piloteo el proyecto, pues mi trabajo es seleccionar piezas.

También brinda espacio a marcas independientes... 

Hay un poco de todo. Desde personas que hacen piezas únicas hasta proyectos interesantes de preservación de la naturaleza. Por ejemplo, actualmente tengo un plan de protección de animales en peligro de extinción. La idea es siempre elaborar piezas que sean originales, y como casi todo está hecho a mano, el resultado es un producto de calidad.

¿Cuánto tiempo toma montar una exposición? 

Puede variar. Por ejemplo, ahora tenemos un salón exclusivo para el Día del Padre, porque nos ha pasado que muchos hombres vienen a la tienda y dicen que no encuentran nada para ellos. Con mi equipo estamos vigilantes en la recepción del público. Por otro lado, siempre tratamos de encontrar a nuevos artistas, es parte de nuestro espíritu. A pesar de ello, tengo algunos diseñadores con los que he trabajado desde el inicio.

A propósito del espíritu renovador, ¿con cuántos diseñadores trabaja?

Hay más de 1000 artistas, pero no todos están activos. Eso es muy difícil a la hora de seleccionar las piezas para las exposiciones.

¿Cómo percibe el flujo de visitantes? 

A las personas les gusta la tranquilidad de nuestra galería. Barranco es lindo y ahora existen muchas propuestas de este tipo. Por suerte, la gente cuenta su experiencia en nuestra galería por las redes sociales, por ello las referencias llegan de distintos lados.

¿Practica algún tipo de técnica artística?

No, pero soy muy autodidacta. Ahora no tengo tiempo, en realidad me encanta dedicarme a la galería. Este es un lugar de ideas y siempre hay un punto de partida.

¿Alguna vez ha expuesto una obra personal en este lugar?

Nunca, ni siquiera lo he hecho en estos últimos años. Cuando llegué a Lima estaba metida en el mundo de la cerámica y me encantaba, pero luego de tener a mis hijos ya no pude continuar.

DATO

María Elena Fernández. Fundadora de dédalo arte. Estudió en la Escuela Nacional de Biblioteca-rios. Luego cursó la carrera de Literatura en la Universidad de Florencia. Llevó talleres de artes plásticas.