Temas

Pedro Llosa Vélez: "Leía literatura como una transgresión"

​Cuentos del narrador llegarán a los colegios y ahora trabaja en un nuevo proyecto literario acerca de la política nacional
Pedro Llosa Vélez: "Leía literatura como una transgresión"

Pedro Llosa Vélez: "Leía literatura como una transgresión"

03 de Junio del 2017 - 12:56 » Textos: Bryan Paredes

El escritor peruano Pedro Llosa Vélez (Lima, 1975) adelantó a Correo detalles de su último proyecto literario que, estima, saldrá a fin de año. La política y la cuestión del poder estarán presentes en sus últimas creaciones.

Además, el narrador peruano, ganador del Premio José Watanabe Varas 2014, también habló de la edición de sus dos últimos libros de cuentos (París de invierno y Blanca nieves en el exilio) que llegarán a colegios del país.

¿Qué sensación te deja que tu literatura llegue a los colegios? Me parece confortante, motivador. Cuando escribo, no estoy pensando en la edad de un público. De pronto, muchos años después de haber escrito algunos de esos cuentos, otros son recientes, aparecen dos editores al mismo tiempo y me piden un grupo de cuentos, y, para mi mayor sorpresa, los títulos que usan corresponden a dos cuentos que yo nunca me hubiera imaginado que fueran para niños, por muchas características. Más bien, nunca los pondría en un saco. Pero ellos conocen ese mundo y consideran que funciona. Eso a mí me parece enormemente halagador. Creo que es una consecuencia inesperada de haber escrito esos libros. Me parece que hay una contribución enorme con el hecho de que llegue a ese público.

Para muchos creadores, como Roberto Bolaño y Mario Vargas Llosa, escribir parte de una experiencia personal poderosa. ¿Cómo es en tu caso? Creo que es bastante similar entre los creadores en general. Un componente de la realidad que luego se va desvirtuando o volviéndose más virtuoso. No lo sé, pero va moldeándose. Y quizás lo que cambia ahí, en cada escritor, es la intensidad con la que le pone más ficción a la realidad o por la forma cómo lo diga. En mi caso, ya que son cuentos, generalmente han partido de imágenes o de ideas. A veces, se plantea una idea que pueda dar una historia o una situación determinada. Dices: acá hay una historia. Entonces, permanentemente pienso en muchas posibilidades de cuento y no siempre las escribo. Algunas de ellas sobreviven a la simple idea y se plasman. Otras se quedan en el aire y se pierden.

¿De qué manera tu formación de economista ha influido o alimentado tu literatura? No sé si necesariamente ha contribuido. El contenido de lo que cada autor escribe es una función que conjuga sus vivencias, sus lecturas y todo tipo de experiencias de vida. Esa carrera siempre me mantuvo en un lugar marginal, en un lugar externo a la literatura. Y, entonces, muchas de mis vivencias y experiencias son distintas a las de mis compañeros de generación. Esto puede tener sus contra, pero también sus pro, porque el escritor es un parásito y yo he estado parasitando por otros lados, distintos a los convencionales. Eso te obliga a que tu función sea más particular, porque la literatura ha entrado de una manera distinta. Yo leía literatura, en mis cinco años de estudiante, como una transgresión. Lo llevaba para leer entre huecos en muchas clases de Economía. Me ponía a leer novelas en la última fila. Es diferente a quien las estudió, digamos, de forma lícita como parte de su formación natural. Esa es la ventaja. Para la literatura, todo lo que uno pueda hacer contribuye al momento de escritor.

Cuéntanos acerca de tu último proyecto que sale a finales de año... Voy a llamarlo historias, no quiero ponerle la etiqueta de cuento. Cada vez mis textos se han ido alargando más, de manera no programada. (...) Esa estructura me ha asentado bien, me siento muy cómodo en ese espacio y he venido trabajando historias de corte político, de tinte político, que espero que se plasmen en este futuro libro. La esencia en sí es que pertenecen a una buena etapa creativa de estos últimos años, en donde creo que la idea central es que la política no es solo lo que la mayoría entiende por política, es decir, el día a día de las noticias; sino, que está en todas las relaciones humanas de alguna u otra forma, casi como definió (Michel) Foucault su idea de poder: el poder está cuando dos personas se sientan a tomar un café. Esa idea me ha ido fascinando más y gustando, y creo que es un poco lo que está presente: el común denominador de las historias últimas que he realizado.

Pedro Llosa

Escritor

Estudió Economía en la Universidad del Pacífico. Siguió estudios de maestría en Literatura Peruana y Latinoame-ricana en la UNMSM y de Filosofía Política en la Universidad Erasmus de Róterdam, en Holanda.

La Frase

"El escritor es un parásito y yo he estado parasitando por otros lados”