Temas

“Tejer crea un lazo, y eso queremos transmitir”

Esperanza y Ana Celia Rosas, youtubers. Madre e hija enseñan el arte del tejido a través de tutoriales

“Tejer crea un lazo, y eso queremos transmitir”

“Tejer crea un lazo, y eso queremos transmitir”

25 de Mayo del 2017 - 09:38 » Textos: Fiorella T. Cortez » Fotos: Ángela Ponce

La muerte de una hija es una pérdida irreparable, pero hacer frente a esa tragedia fue la decisión que tomó Esperanza Rosas (E) hace ocho años, quien junto a su otra hija Ana Celia (A) creó la plataforma virtual Tejiendo Perú. Este portal enseña el arte de tejer a través de tutoriales. El sueño de esta madre, de 74 años de edad, era compartir el lazo de amor que crea el tejido en la familia; sin embargo, en un concurso su talento fue rechazado. Por ello, YouTube fue el aliado perfecto para esta aventura. Si bien al inicio aparecía Esperanza y su hija estaba detrás, hoy Ana Cecilia también se encarga de enseñar este tradicional pasatiempo a los más de siete mil suscriptores que tienen.

¿Cómo escogen los diseños que elaboran en sus tutoriales?

A: Miramos de todo, básicamente el entorno virtual. Mi mamá apunta y guarda los diseños que nos piden. Lo que nos sirve muchísimo es Pinterest. Pero nunca copiamos algo exacto, hay códigos de las tejedoras que se deben respetar. Siempre hacemos una variante y ponemos el crédito.

¿En cuánto tiempo elaboran sus videos? 

A: Una vez a la semana grabamos dos tutoriales. Casi todos los viernes. A las nueve de la mañana estoy en casa de mi mamá y me voy a las tres de la tarde. E: Presentamos el paso a paso ya avanzado porque no podemos tejer todo en cámaras. Pero si una se equivoca, hay que retroceder.

Ustedes tienen mucha interacción con sus seguidores...

E: Sí, aprendí a hacerlo porque me encanta comunicarme con la gente. El cariño que me dan es gratificante. Me llaman la “abu virtual”. A: Cuando nació Tejiendo Perú, la duda fue descubrir la reacción del público. Mi mamá aprendió este arte de la suya; y yo, felizmente, también pude aprender de ella. Tejer crea un lazo y eso siempre hemos querido transmitir frente a una cámara. Al final las reacciones de las personas han sido positivas, y eso nos sorprendió bastante.

¿Quién responde a los seguidores que tienen en las redes sociales? 

A: Mi mamá es quien lee todos los comentarios. Ella contesta los mensajes que nos dejan en Facebook y YouTube, mientras que yo administro la cuenta de Twitter. Para nosotras se trata de un contacto emocional. Al principio solo se hacía por YouTube, pero ahora usamos las demás redes sociales. E: Para el Día de la Madre recibimos 1000 mensajes y los leí todos. Quizá no pude contestar, pero sí me encargué de poner “me gusta”. Pero cuando me preguntan acerca de los pasos del tejido, me comprometo a responder.

¿Cómo manejan ustedes esa situación de compartir actividades y ser madre e hija? 

E: Nos llevamos muy bien. Ella ha dominado este trabajo y yo le consulto muchas cosas, pues tiene excelentes ideas. A: Cuando existe un problema, lo hemos solucionado de forma rápida. Además, no hay motivos frecuentes, el tejido es algo que nos apasiona a las dos.

¿Cómo cambió sus vidas Tejiendo Perú? 

A: Trabajar en lo que te apasiona es una bendición porque no lo sientes como una labor. El vínculo con los cibernautas fue un soporte para poder superar la muerte de mi hermana. Por eso, siempre le dedicamos los vídeos a Patty. Ella estaría feliz. E: Patty no tejía, pero siempre me veía. Siento que las situaciones que vengan ya no serán problemas para mí porque he podido superar este tramo con el tejido. Soy una persona normal y feliz, siempre veo el lado bueno de las cosas. Adoro a mis nietos y a mis hijas. Tengo una vida rica que no pensé encontrar porque pude sumergirme en la tristeza, pero no fue así.

¿Qué le dirían a las personas que sienten que su edad es un límite? 

E: Creo que los jóvenes lo inventaron para no tener una competencia. La edad no tiene nada que ver con tus ilusiones. Por supuesto, nadie logra las cosas en el primer intento: te caes y te levantas. Si estás convencida y te gusta lo que haces, lograrás lo que quieras. A: No hay edad para aprender y emprender. Puedes cometer errores mil veces, pero te repones.

Ahora tienen ingresos gracias al contenido que producen. ¿Cómo lo manejan? 

A: Al comienzo no sabíamos que se podía generar ingresos. Los primeros años hicimos videos por la necesidad emocional de demostrar que el tejido es una ayuda diaria. Pero después de cuatro años llegaron las ganancias. En realidad, no lo esperábamos. E: Nos ha dado mucho, sobretodo el cariño de la gente.

DATO

Ana Celia. Profesora de Educación Inicial. Hace 14 años dejó de ejercer y ahora se dedica a la plataforma digital Tejiendo Perú. Con este canal empezó a acercarse a la computación.