Temas

Aerolínea no permitió volar a niño de 10 años por "overbooking"

Tras la polémica de United, que sacó a la fuerza a un pasajero por sobreventa de pasajes, ahora se suma este de Air Canadá

Aerolínea no permitió volar a niño de 10 años por "overbooking"

Aerolínea no permitió volar a niño de 10 años por "overbooking"

18 de Abril del 2017 - 17:34 » Textos: Redacción Multimedia

Tras la polémica con la aerolínea United, cuyos guardias sacaron a la fuerza a un pasajero chino por "overbooking", sobreventa de boletos, ahora se suma el de la canadiense Air Canadá, que por el mismo motivo dejó afuera a un niño de 10 años y lo separó de su familia que viajaba a Costa Rica para pasar unas vacaciones.

Fue el papá del menor, Brett Doyle, quien realizó la denuncia ante la radio pública canadiense CBC. Ahí contó que en agosto pasado reservó cuatro billetes para viajar con su familia de la ciudad canadiense de Charlottetown a Costa Rica. Sin embargo, un día antes de las vacaciones, en marzo, Doyle aseguró comprobó el vuelo vía Internet, pero no pudo seleccionar un asiento para su hijo Cole.

Tras pasar horas en el teléfono con la aerolínea Air Canadá, sin éxito alguno, la esposa del hombre, Shanna, fue el aeropuerto dónde le informaron que había overbooking y por ello, su hijo se había quedado fuera del vuelo. La mujer intentó encontrar una solución y preguntó si podía ceder su asiento a su hijo. Sin embargo, el empleado de la aerolínea le respondió que esto no garantizaba que el pequeño obtuviera el lugar ya que lo más probable era que se lo dieran primero a un cliente habitual. Además, le confesaron que habían vendido 34 billetes para un avión con 28 asientos.

Ante esta situación, la familia decidió reservar un vuelo para Cole y su padre para ese mismo día en Moncton, un lugar a dos horas de Charlottetown en auto para ahí enlazar con el resto de la familia en Montreal. Sin embargo al llegar ahí se dieron con que el viaje había sido cancelado. Al final, padre e hijo tuvieron que manejar hasta Halifax, para tomar otro vuelo de conexión al día siguiente. En total, fue un viaje de dos horas y media y una noche de hotel por que que la empresa realizó sobreventa de asientos. La odisea le costó unos 750 dólares.

La compañía se defendió señalando que se trató de un problema de “mala comunicación” y agregó que “estamos tratando de averiguar qué salió mal y nos hemos disculpado con el señor Doyle y su familia, además de haberles ofrecido una compensación muy generosa por los inconvenientes”.

Dicha compensación sería de unos 1200 dólares, sin embargo la familia ha negociado elevarlo a 1750 dólares, así como el reembolso de los gastos que les ocasionó el overbooking. “Sin parecer codicioso, lo que realmente me gustaría es hacer el viaje que habíamos planeado durante tantos meses y este vale no nos llega para ello”, señaló el padre.