Temas

Bebé muere de hambre por dieta vegetariana sin gluten

Al momento de su muerte pesaba la mitad de lo que es considerado el peso ideal para un bebé de siete meses

Bebé muere de hambre por dieta vegetariana sin gluten

Bebé muere de hambre por dieta vegetariana sin gluten

18 de Mayo del 2017 - 18:45 » Textos: Redacción Multimedia » Fotos: AFP (Referencial)

Un bebé de siete meses de nacido falleció pesando solo cuatro kilos luego que sus padres lo alimentaran con una dieta alternativa libre de gluten. Los padres fueron arrestados y llevados a juicio. El hecho ocurrió en la ciudad belga de Beveren.

De acuerdo al medio británico Independent, los padres, quienes tienen una tienda de comida natural, insistieron en alimentar a su hijo, Lucas, con una dieta alternativa que incluía leche de quinua, a pesar que los doctores advirtieron que esta no era adecuada para el pequeño. La dieta libre de gluten provocó que el menor bajara tanto peso que al momento de fallecer pesaba la mitad de lo considerado saludable para un bebé de siete meses de nacido, que son 9 kilos.

Incluso, de acuerdo a la Fiscalía, a pesar que el bebé estuvo jadeando los días previos a su muerte, los padres nunca lo llevaron a que recibiera una atención médica. A esto se añade que la autopsia mostró que el pequeño estaba deshidratado y con el estómago completamente vacío.

Los fiscales dijeron en su presentación que los padres por sí mismos, sin intervención médica, diagnosticaron que el pequeño era intolerante al gluten y alérgico a la lactosa.Ningún doctor tiene el historial médico de Lucas y el servicio de protección infantil no sabía nada sobre él”.

Asimismo, los culparon por haber visitado por un doctor homeopático al otro lado del país cuando el menor estaba muriendo de hambre en lugar de llevarlo a un hospital cercano.

Por su parte, el padre del menor se defendió diciendo que “no llevamos a Lucas al doctor porque nunca notamos nada inusual”. Asimismo, la madre agregó que “alguna veces (el bebé) ganaba un poco de peso, a veces lo perdía. Nunca deseamos la muerte de nuestro hijo.