Temas

Embajadora María Elvira Pombo Holguín: “Si gana el no, se perderán 5 años de negociaciones”

El acuerdo de paz con las FARC será sometido a consulta popular. El Gobierno impulsa su aprobación, pero hay muchos detractores.

Embajadora María Elvira Pombo Holguín: “Si gana el no, se perderán 5 años de negociaciones”

Embajadora María Elvira Pombo Holguín: “Si gana el no, se perderán 5 años de negociaciones”

25 de Septiembre del 2016 - 12:51 » Textos: Luis Ráez » Fotos: Andina

El 26 de setiembre, el Gobierno colombiano y la guerrilla de las FARC firmarán un acuerdo de paz que pone fin a medio siglo de conflicto armado. La embajadora de Colombia en Perú aclara algunos puntos del histórico tratado que aún debe ser ratificado por la población mediante un plebiscito.

El expresidente Uribe ha sido muy crítico al acuerdo, en particular por las penas. Si las FARC han cometido crímenes como secuestro, asesinato o narcotráfico, ¿no deberían sus líderes pagar por ellos? 

Con el Sistema Integral de Verdad, Justicia, Reparación y no Repetición, el cual incluye la Jurisdicción Especial para la Paz, se está asegurando que los crímenes que cometieron las FARC no queden impunes. Si reconocen su responsabilidad, recibirán penas de cinco a ocho años de restricción efectiva de la libertad. Solo recibirán penas reducidas quienes cuenten la verdad, reparen a las víctimas y no vuelvan a delinquir. Si no reconocen responsabilidad, irán a prisión ordinaria hasta por 20 años.

¿Cómo se justifican los beneficios económicos a las FARC?

Para poder alcanzar una paz estable y duradera, es necesario apoyar económicamente a los exguerrilleros mientras realizan su tránsito a la vida civil. Colombia, desde tiempo atrás, ha apoyado económicamente a exmiembros de grupos al margen de la ley que han decidido reincorporarse a la vida civil.

¿De cuánto dinero estamos hablando y a quiénes va dirigido? 

Durante los primeros 24 meses, los guerrilleros recibirán hasta el 90% de un salario mínimo mensual vigente para sostenerse (es decir, 620 mil pesos colombianos, equivalentes a unos 720 soles). Al finalizar este periodo, se les dará un apoyo monetario condicionado de dos millones de pesos (unos 690 dólares) y se finalizará con la entrega -por una sola vez- de ocho millones de pesos (unos 2700 dólares) para iniciar un proyecto productivo.

¿Qué otros apoyos dará el Gobierno? 

También habrá apoyo de diferentes entes estatales para que el retorno a la vida civil surta de la forma más fluida posible. Adicionalmente, aquellos menores de edad que se encontraban reclutados como combatientes o guerrilleros rasos ya han empezado este proceso de inserción en la vida civil, con el acompañamiento de agencias como Unicef y entidades gubernamentales.

Si en el plebiscito gana el no, ¿queda sin valor el acuerdo de paz y se retoman las acciones militares? 

En caso de que llegue a ganar el no, el Gobierno y aquellos que van por el sí tendrán que aceptar los resultados y será necesario que el Gobierno evalúe los cursos de acción que permitan cambiar y lograr un nuevo país. Cabe señalar que en esta situación se estaría perdiendo un gran esfuerzo de más de cinco años de negociaciones.

¿Cuántos votos se necesitan para que sea ratificado el plebiscito? 

Se requiere un umbral del 13% del censo electoral (que aquí en Perú suele denominarse padrón de votantes) para que el Acuerdo Final sea refrendado por los colombianos. Quiere decir que son necesarios 4.4 millones de votos por el sí.

¿Qué les diría a quienes piensan que dar penas reducidas y participación política a las FARC es premiarlos? 

Lo necesario aquí es preguntarnos si lo que se está buscando es venganza. Es necesario tener una actitud de paz para poder alcanzar el objetivo de la paz. Sabemos que no es fácil cambiarse el “chip” y, desafortunadamente, la política criminal en Colombia se ha movido mucho de acuerdo con sentimientos y criterios emotivos, pero es necesario trascender más allá de los rencores y de los odios.

¿Por qué asegurarles puestos en el Congreso a las FARC si no logran ganarlos en voto popular? 

El verdadero sentido de este acuerdo, y de cualquier acuerdo de paz, es superar la confrontación armada; que no se defiendan ni promuevan ideales con armas sino con argumentos. Lo que contempla el acuerdo es que el movimiento político que surja de las FARC tenga representación asegurada en cinco curules de las 102 que existen en el Senado y cinco de las 166 curules que existen en la Cámara de Representantes. Esto representa un 5% y un 3%, respectivamente. Es importante aclarar que estas curules no son adicionales a las que el partido de las FARC obtenga, sino un mínimo que se mantendrá solo por dos periodos electorales. Creo importante contrastar estas cifras con las de otros procesos de paz alrededor del mundo; por ejemplo, en el acuerdo de paz de Nepal, se negociaron para los insurgentes 83 escaños de 330; en Angola, se les adjudicaron 70 de 220; y en Liberia, 26 de 176.

En todo conflicto hay excesos de ambas partes, ¿el acuerdo prevé someter a la justicia a líderes militares o del Gobierno? 

El punto 5 del acuerdo, que trata el tema de las víctimas y establece el Sistema de Verdad, Justicia y Reparación y No Repetición, tiene como objetivo el resarcimiento a las víctimas de agentes del Estado, de la guerrilla y de los grupos paramilitares.

PERFIL

María Elvira Pombo

Embajadora de Colombia en Perú

Experta en Relaciones Internacio-nales con amplia experiencia en comercio, inversiones y turismo. Antes fue embajadora de Colombia en Brasil.

CIFRAS

2 de octubre será el plebiscito para ratificar el acuerdo de paz.

52 años ha durado el conflicto. Es el más largo en la región.

Lo más leído