Temas

​Evo Morales acusa a EE.UU. de dar 4 millones a grupos separatistas de Bolivia

Según el mandatario, documentos de Wikileaks revelan además un plan de EE.UU. para asesinarlo
​Evo Morales acusa a EE.UU. de dar 4 millones a grupos separatistas de Bolivia

​Evo Morales acusa a EE.UU. de dar 4 millones a grupos separatistas de Bolivia

24 de Julio del 2017 - 22:55 » Textos: EFE

El presidente de BoliviaEvo Morales, acusó hoy a Estados Unidos de haber patrocinado movimientos supuestamente separatistas con una financiación de 4 millones de dólares en las regiones que reclamaban autonomía en 2008.

En un acto con la Policía antidroga, Morales dijo que esa información fue revelada por el periodista noruego Eirik Vold como parte de sus investigaciones sobre los documentos de Wikileaks.

"Según correos electrónicos tratados entre 2006 al 2009, la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo, Usaid, entregó al menos 4 millones de dólares a movimientos separatistas de la región conocida como la 'Media luna', que integran los departamentos orientales de Bolivia", dijo Morales ante los uniformados.

Morales se refirió a las protestas ocurridas en los departamentos bolivianos de Pando (noreste), Beni (este), Santa Cruz (este) y Tarija (sur), que en 2008 se movilizaron en su contra para reclamar autonomía y que él siempre consideró movimientos secesionistas.

Según la versión del mandatario, las gobernaciones de esas regiones recibieron la financiación, como también supuestamente lo hicieron los movimientos indígenas antigubernamentales.

Asimismo, agregó que esos documentos también señalan que autoridades de Estados Unidos consideraron un plan para asesinarlo.

El mandatario ha acusado varias veces a Estados Unidos de haber apoyado supuestos planes para acabar con su vida o dividir el país andino, algo que ha sido rechazado siempre por Washington.

Bolivia y Estados Unidos no mantienen relaciones a nivel de embajadores desde 2008, año en el que el Gobierno de Morales expulsó al entonces embajador estadounidense, Philip Goldberg, bajo acusaciones de conspiración e injerencia política.

Washington respondió entonces con la expulsión del que era embajador boliviano en Estados Unidos, Gustavo Guzmán.

Morales basó su acusación en el trabajo del investigador noruego, que estableció la existencia de 14.000 documentos de Wikileaks con el nombre del mandatario, según en el propio gobernante.

En 2008, Morales también expulsó a la agencia antinarcóticos de EE.UU. (DEA, por sus siglas en inglés), acusándola también de conspiración y en 2013 hizo el mismo argumento con Usaid.

En su momento, Washington rechazó esas acusaciones.