Temas

Opinión

BOMBA DE TIEMPO

Universitario atraviesa un momento álgido.

12 de Marzo del 2017 - 07:27 Juan Carlos Gambirazio

Universitario atraviesa un momento álgido. Desde su lapidaria eliminación de la Copa Libertadores quedó desnudo, exponiendo todas las deficiencias que la pomposidad de sus contrataciones había camuflado a comienzos de año. Además, valgan verdades, el beneficio de la duda estaba a su favor; en esa coyuntura, los nombres eran todo lo que teníamos.

Hoy, cuando ya se juegan ocho fechas del Torneo de Verano, queda claro que el equipo crema tiene jugadores, pero está lejos de ser un equipo, de contar con una propuesta. Es cierto, también, que tanto esa eliminación traumática como la recaída en la salud del técnico Roberto Chale agravaron la situación que se vive. El comando técnico que, por estos días, encabeza José “Puma” Carranza parece no encontrar la brújula que le permita acertar con la esencia de este plantel. El equipo no tiene estilo y el desorden rige lo que intenta ser su propuesta en el campo.

El sábado pasado, el triunfo de los cremas sobre Municipal permitió al equipo respirar luego de muchas fechas, pero lo cierto es que no se vio una mejora notoria en la propuesta, Carranza y compañía pusieron en marcha algunas variantes que se tornaban urgentes y que le permitieron a la “U” tener más salida y agresividad en ataque. Sin embargo, el jueves, en Cutervo ante Comerciantes Unidos, los merengues volvieron a la realidad de manera brutal; fueron goleados sin contemplación alguna y la excelente performance del equipo local solo fue posible gracias a la displicencia de la visita.

Otro de los factores determinantes en este último partido fue la mala presentación de Carlos Cáceda, quien el año pasado fue una de las piezas fundamentales para la buena campaña de la “U”. El joven portero atraviesa la etapa que todo buen prospecto debe superar para alcanzar la consolidación, el problema es que el periodo le llegó en el peor de los contextos. De esta manera, las individualidades que decaen se suman a la carencia de una propuesta coherente y dan como resultado un equipo que parece ser una bomba de tiempo que, en cualquier momento, terminará por estallarle a todos sus hinchas en la cara.

Universitario tiene muchísimos problemas que resolver. Se deben tomar decisiones clave de manera inmediata y con firmeza, dejando de lado suspicacias y pensando únicamente en el bienestar del equipo. Hoy le toca enfrentar a Sport Huancayo de visita, partido con el que entrará al receso por Eliminatorias. Nada indica que veremos a una “U” repotenciada, se siguen practicando cambios, pero ninguno parece resultar. ¿Se tratará solo de una etapa? Solo el tiempo nos responderá esa pregunta.

tags