Temas

Opinión
Miguel Ángel Rodríguez Mackay

Miguel Ángel Rodríguez Mackay

CHINA PARA EL PERÚ Y EL PERÚ PARA CHINA

A partir de mañana, el presidente de la República Popular de China, Xi Jinping, que ya está en Lima participando en la 24° edición de APEC 2016 que hoy acaba, realizará una visita de Estado al Perú.

20 de Noviembre del 2016 - 07:46 Miguel Ángel Rodríguez Mackay

A partir de mañana, el presidente de la República Popular de China, Xi Jinping, que ya está en Lima participando en la 24° edición de APEC 2016 que hoy acaba, realizará una visita de Estado al Perú. Fundada en la reciprocidad, su visita constituye una correspondencia muy importante a otra, también oficial, que realizara a ese país hace muy pocas semanas, el presidente Pedro Pablo Kuczynski.

China no oculta su interés por América Latina, y en modo particular por el Perú, donde el flujo de sus inversiones llega a la impresionante cifra de 14 mil millones de dólares. China también es relevante para el Perú y ello quedó al descubierto con la prioridad que le otorgó nuestro presidente a su primer viaje al exterior como jefe de Estado. China, una de las economías más industrializadas del planeta, necesita nuestros minerales, por ello harán cualquier cosa para mantener el más alto nivel de la relación bilateral. Para el Perú serán prioritarias sus inversiones y su tecnología. Muchos estudiantes y profesionales de las diversas regiones del país son becados por el gobierno de Pekín para realizar estudios de capacitación y/o de especialización en diversas áreas. Desde luego que los becarios no solamente aprenden el idioma inglés, sino además el chino mandarín, otorgándole un valor agregado para los niveles de competencia que encontrarán en el mercado laboral.

Pensar en China como aliado estratégico para nuestro crecimiento y desarrollo es lo más acertado. Sucede que China, el gigante asiático con 1300 millones de habitantes y considerada la segunda economía del planeta, en un tiempo a discreción, podría convertirse en la nueva primera potencia económica del planeta. Ahora bien, favorece a nuestra mayor vinculación, la fuerte conexión histórica entre ambos países y que data de mediados del siglo XIX, en que llegaron al Perú los primeros migrantes chinos para las actividades agrícolas en la costa peruana. Se trata de dos países con profundidad histórica, lo que los hace culturalmente ideales para que en sus coincidencias y en sus diferencias encuentren una mejor ocasión para el fortalecimiento de la relación bilateral. Xi Jinping, entonces, sabe todo lo que el Perú tiene como potencial y por esa razón está priorizando en este viaje la alianza de China con el Perú.

tags