Temas

Opinión

COLOMBIA: IMPORTANCIA DE LA 10° CONFERENCIA DE LAS FARC

Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia - FARC, que hace muy pocas semanas firmaron con el Gobierno del presidente Juan Manuel Santos un acuerdo sobre la finalización de las negociaciones de paz en La Habana y la conclusión definitiva de las hostilidades, y que debe conducir a que el próximo 26 de setiembre se realice la firma del Acuerdo de Paz definitivo en un acto solemne que contará con la presencia de diversos líderes de la comunidad internacional, sesiona desde ayer, esta vez ante la atenta mirada de una nube de periodistas de diversas partes del mundo, su Décima Conferencia en la zona suroriente del país.

18 de Septiembre del 2016 - 07:33 Miguel Ángel Rodríguez Mackay

Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia - FARC, que hace muy pocas semanas firmaron con el Gobierno del presidente Juan Manuel Santos un acuerdo sobre la finalización de las negociaciones de paz en La Habana y la conclusión definitiva de las hostilidades, y que debe conducir a que el próximo 26 de setiembre se realice la firma del Acuerdo de Paz definitivo en un acto solemne que contará con la presencia de diversos líderes de la comunidad internacional, sesiona desde ayer, esta vez ante la atenta mirada de una nube de periodistas de diversas partes del mundo, su Décima Conferencia en la zona suroriente del país. Pero ¿por qué razón deben reunirse si la fecha del acuerdo para sellar la paz ya ha sido negociada y definida por las partes? Sucede que tanto el gobierno colombiano como los altos mandos de la FARC, con Timochenko a la cabeza, saben que para imprimirle la garantía de su anhelada perpetua eficacia político social, será necesario que el acuerdo cuente con el importante respaldo de la mayoría de ciudadanos y eso no es otra cosa que la legitimación social. Alertados por las reglas de la ciencia política que preside la gobernanza de las naciones, esta es una conclusión a la cual tanto el gobierno de Santos -que ha convocado a un plebiscito para que el pueblo de Colombia decida refrendar o no el Acuerdo de Paz- como las propias FARC han arribado por considerarlo clave e indispensable para el futuro del país. La consulta popular es pues una derivación de la prerrogativa que cuenta el pueblo, que es el soberano, sobre cuyo poder no existe otro superior. Las FARC sesionarán hasta el próximo viernes 23 de setiembre con total libertad y los miembros de su dirección, que negociaron en Cuba, conforme el acuerdo allí alcanzado, por primera vez en más de 50 años, no serán detenidos en su desplazamiento hacia los Llanos del Yarí donde se desarrolla la conferencia.

tags
Miguel Ángel Rodríguez Mackay

Miguel Ángel Rodríguez Mackay