Temas

Opinión
Ariana Lira

Ariana Lira

Con los bolsillos llenos y el sueño tranquilo

​La última encuesta de Ipsos y El Comercio ha puesto en números lo que ya se venía percibiendo hace buen rato en el ambiente de la opinión pública: 92% de los entrevistados cree que Ollanta y Nadine recibieron plata de Odebrecht y solo 2% piensa que la gigante brasileña no coimeó en el periodo de Alan García.

16 de Mayo del 2017 - 07:00 Ariana Lira

La última encuesta de Ipsos y El Comercio ha puesto en números lo que ya se venía percibiendo hace buen rato en el ambiente de la opinión pública: 92% de los entrevistados cree que Ollanta y Nadine recibieron plata de Odebrecht y solo 2% piensa que la gigante brasileña no coimeó en el periodo de Alan García.

Esta data, además, complementa la del ranking del Foro Económico Mundial. En este, la performance del Perú en cuanto a imagen de las instituciones es vergonzosa: de 138 países, estamos en el puesto 110 en percepción de ética en las autoridades, en el 123 en confianza en los políticos y en el 103 en independencia judicial.

Las cifras son alarmantes, pero no deberían sorprendernos. Sobre todo si consideramos que, de nuestros últimos cinco presidentes, tres son sospechosos de haber cometido delitos de corrupción contra el Estado.

Y es que las agendas de Nadine, las declaraciones de Jorge Barata sobre Toledo y los Humala y las siglas “AG” en la agenda telefónica de Marcelo Odebrecht son una seguidilla de hechos que hacen que la política peruana parezca una broma de mal gusto.

En este contexto, Alan García viviendo lujosamente en Madrid, Toledo en Estados Unidos y Nadine sin medidas restrictivas para salir del país no son hechos que precisamente nos alienten. Y es que la percepción de impunidad que existe en el Perú no solo es fuente de inestabilidad, sino que convierte a la política en un atractivo para salir con los bolsillos llenos y el sueño tranquilo. Total, qué fácil es ser corrupto en el Perú, ¿no?

tags