Temas

Opinión
Editorial

Editorial

Consumir sin riesgos por lo que se paga

Tras el revuelo que causó el caso Pura Vida en el país, producto rechazado en Panamá por incumplir una serie de exigencias y no ofrecer lo que decía en la etiqueta, diversos comentarios surgieron después buscando responsables y sanciones

18 de Junio del 2017 - 07:17 Editorial

Tras el revuelo que causó el caso Pura Vida en el país, producto rechazado en Panamá por incumplir una serie de exigencias y no ofrecer lo que decía en la etiqueta, diversos comentarios surgieron después buscando responsables y sanciones.

El artículo en mención ha salido del mercado luego de la sanción impuesta por el Indecopi a la empresa, la que fue aceptada y acatada al existir responsabilidad porque se ofrecía una cosa cuando en realidad se vendía otra.

Más allá del escándalo ocurrido, ha quedado evidenciada la informalidad que persiste en diferentes rubros, pese a existir una normativa, que una vez más quedó en el papel y no se cumple, conociendo de la existencia de diferentes organismos reguladores que deben actuar en defensa del consumidor.

Una vez más se desnudaron falencias en los controles, que deben garantizar la calidad de un producto, servicio o cualquier otra cosa por la que uno paga.

Por eso, cae bien la publicación del Reglamento de la Ley 30021, Ley de Promoción de la Alimentación Saludable para Niños, Niñas y Adolescentes, que establece las disposiciones y acciones que deben implementarse para la aplicación y cumplimiento de dicha norma.

Esta norma exige que la etiqueta de los alimentos y bebidas no alcohólicas que se vendan advierta al consumidor con la palabra “alto en” cuando se superen los niveles de sodio, azúcar, grasas saturadas o trans. Se trata de un importante paso, y queda ahora la publicación de normas complementarias para que entre en vigencia y no vuelvan a darse nuevas sorpresas.

tags