Temas

Opinión
Miguel Ángel Rodríguez Mackay

Miguel Ángel Rodríguez Mackay

Declaración de 14 países sobre Venezuela

​Resulta destacable que 14 países del continente -de los 34 que integran la OEA- hayan decidido firmar una declaración conjunta por cuyo tenor urgen al gobierno chavista de Nicolás Maduro a que convoque a elecciones generales presidenciales y, por supuesto, libere cuanto antes al centenar de presos políticos que mantiene arbitrariamente en las diversas cárceles del país

25 de Marzo del 2017 - 09:37 Miguel Ángel Rodríguez Mackay

Resulta destacable que 14 países del continente -de los 34 que integran la OEA- hayan decidido firmar una declaración conjunta por cuyo tenor urgen al gobierno chavista de Nicolás Maduro a que convoque a elecciones generales presidenciales y, por supuesto, libere cuanto antes al centenar de presos políticos que mantiene arbitrariamente en las diversas cárceles del país. 

Para los firmantes, entre los que está el Perú -eso está muy bien-, el régimen de Maduro debe establecer un cronograma eleccionario y en lo inmediato debe poner en libertad a los presos políticos, una realidad insostenible en el siglo XXI en una región que aprobó la Carta Democrática Interamericana en el 2001, en señal de elevado compromiso con la democracia.Pero la buena intención de los 14 Estados -no es casual que sus gobiernos hayan tenido una posición muy crítica del gobierno venezolano-, así como están las cosas quedarían sin mucho margen de acción. Lo voy a explicar. 

Si las matemáticas no fallan -ese es su carácter de ciencia exacta- 14 países es menos que la mitad de los 34 que integran la OEA, con lo cual sus objetivos se vuelven una pretensión ilusa y nada más. En otras palabras, como Maduro controla a algunos países centroamericanos y prácticamente a todos los caribeños, está fresco como una lechuga sin preocupaciones de ninguna clase, porque sabe que en la eventualidad de que el secretario general de la OEA, Luis Almagro, lograse que se convoque a una Asamblea General Extraordinaria de la OEA, es poco probable que se pudiera decidir la suspensión de Venezuela del foro, porque son numéricamente mucho menos de los 2/3 requeridos. Pero más allá de que, por algo se comienza -hay que tener fe en que se puedan sumar pronto algunos otros Estados aún atados a las cadenas del chavismo y al régimen cubano que aún tiene influencia en esas naciones-, la idea es agotar las gestiones diplomáticas para dejar expedita la pretendida suspensión. Cuestión de tiempo.

tags