Temas

Opinión

Defensores del Pueblo

​Es saludable que el Congreso, luego de casi cinco años de dilaciones, haya elegido al nuevo defensor del Pueblo, Walter Gutiérrez, con lo que termina la función de quien estaba al frente de dicha institución de forma interina, Eduardo Vega, a quien hay que saludar por su labor y por la independencia mostrada durante el gobierno anterior, sobre todo en un caso emblemático y poco recordado: el del servicio militar discriminatorio que quiso imponer el humalismo.

07 de Septiembre del 2016 - 05:29 Iván Slocovich

Es saludable que el Congreso, luego de casi cinco años de dilaciones, haya elegido al nuevo defensor del Pueblo, Walter Gutiérrez, con lo que termina la función de quien estaba al frente de dicha institución de forma interina, Eduardo Vega, a quien hay que saludar por su labor y por la independencia mostrada durante el gobierno anterior, sobre todo en un caso emblemático y poco recordado: el del servicio militar discriminatorio que quiso imponer el humalismo.

Recordemos que en junio de 2013 el gobierno de Ollanta Humala y su mayoría en el Congreso sacaron la nueva Ley del Servicio Militar, que obligaba a servir en las Fuerzas Armadas a los jóvenes que resulten sorteados por las Oficinas de Reserva y Movilización de cada instituto armado, salvo a aquellos que puedan pagar una multa de S/1850 para no ser llevados al cuartel. En otras palabras, si no querías ser recluta, pagabas y listo, no pasaba nada.

Fue la Defensoría, bajo la gestión de Vega, la que presentó un amparo contra dicha norma, el cual fue acogido por el Poder Judicial, que en la práctica dejó sin efecto la ley, que era absolutamente discriminatoria, pues obligaba a servir en las Fuerzas Armadas a los que no tenían a la mano S/1850 y dejaba afuera a los que sí podían pagar. Hubo rabieta en el oficialismo y en el Ministerio de Defensa, que alegaba falta de soldados en los cuarteles, pero el abuso no se pudo consumar.

Ayer el Congreso ha elegido como nuevo defensor a Walter Gutiérrez, quien fue propuesto por Acción Popular y luego aceptado por el APRA, por la mayoría de Peruanos Por el Kambio y finalmente por Fuerza Popular. El Frente Amplio votó en contra y, como siempre, se quejó. Bueno, ellos, sus amigos y sus medios de comunicación aliados tenían sus preferidos, pero así es la democracia. Si algún día la izquierda tiene mayoría parlamentaria, podrá hacer ganar a su gente.

Queda hoy felicitar al saliente defensor Eduardo Vega y saludar la democrática elección de Walter Gutiérrez, quien, como es de esperarse, ojalá sepa emular a su antecesor en cuanto a la autonomía que debe mostrar tanto frente al Poder Ejecutivo como ante el Congreso, que en esta jornada ha pagado una vieja deuda que tenía con los peruanos, que urgen de una institución que saque cara por ellos frente a casos de abuso como el que nos planteó el humalismo en junio de 2013.

Iván Slocovich

Iván Slocovich