Temas

Opinión
María del Pilar Tello

María del Pilar Tello

El asesor

Tenemos problemas con los asesores, los que aconsejan y nunca ejecutan, que no asumen las responsabilidades de tomar las decisiones.

15 de Octubre del 2016 - 08:10 María del Pilar Tello

Tenemos problemas con los asesores, los que aconsejan y nunca ejecutan, que no asumen las responsabilidades de tomar las decisiones. Los asesores, para vergüenza ajena de quienes hemos ocupado muchas veces dicho cargo, causan desaguisados. Desde superlativos como sucedió con Vladimiro Montesinos, el alter ego de Alberto Fujimori, el de las corbatas iguales y la sonrisa torcida, hasta mayores como el que acaba de revelarse con el superasesor presidencial en salud Carlos Moreno. El impacto es mayúsculo, al interior y en el extranjero.

Un régimen casi nuevo con oferta de tolerancia cero frente a la corrupción, tenía en su seno, en el lugar más privilegiado posible -Palacio de Gobierno- a un verdadero pillo prontuariado. No le dieron miedo a PPK las advertencias que dejó de escuchar por exceso de confianza como no teme ahora las repercusiones de este escándalo que lo peor que puede hacer es banalizar. Un escándalo auroral que mancha a su gobierno y a él mismo, que lo deja mal parado en su criterio para elegir colaboradores y lo coloca en la obligación de investigar con quiénes actuaba Moreno, en especial los mencionados en el repulsivo audio.

PPK tiene que saber a quiénes puede tener cerca y a quiénes bien lejos en tiempos de sanguijuelas que toman el gobierno como botín. Se impone la mano dura. Nada peor que cuando en apariencia todo funciona correctamente y salta la amenaza. Los ciudadanos vigilan la enfermedad que puede matar al régimen. No se trata de proteger amigos, se juegan intereses mayores. Se trata del Judas que lo traicionó, que dijo que no cobraría su sueldo, pero pretendía llevarse todo a su alcance. Con amigos así quién necesita enemigos. Patético, doloroso, humillante y aterrador si no se ponen límites y se buscan otras amenazas que de seguro están ahí.

tags