Temas

Opinión
Miguel Ángel Rodríguez Mackay

Miguel Ángel Rodríguez Mackay

El Estado y los héroes de la Operación Chavín de Huántar

​Hoy se cumplen 20 años de una de las operaciones de rescate de rehenes más efectivas del mundo

22 de Abril del 2017 - 09:15 Miguel Ángel Rodríguez Mackay

Hoy se cumplen 20 años de una de las operaciones de rescate de rehenes más efectivas del mundo. Dada la coyuntura que se ha tejido alrededor de este aniversario, diremos lo siguiente: 1° La operación fue exclusivamente militar. El contexto y los operadores políticos de ese momento fueron independientes de dicha operación, por lo que su resultado nunca jamás puede ser valorado políticamente dada la ausencia de un contenido ideologizado. 2° Lo anterior significa que la calificación de HÉROES a los comandos que participaron en la operación no dependió de las características del poder político del Perú, ni de las autoridades políticas que decidieron la incursión militar.

Mal se hace, entonces, en criticar la calidad de héroes a los militares que ingresaron en la residencia del embajador del Japón, pues su actuación fue militar y en subordinación a los intereses del Estado, no del gobierno de turno. 3° El enfrentamiento militar solo tuvo dos actores: el Estado peruano y el grupo terrorista MRTA. El Estado hizo uso de la coacción, que es la violencia legítima que la cuenta exclusivamente a través de sus Fuerzas Armadas para el orden social. Jamás su actuación se mide por la diferencia numérica de las partes en combate ni por el tipo de armas utilizadas, sino por las ventajas estratégicas de los actores que por esa razón podían determinar el desenlace de los hechos. 

Así, pues, era evidente que los emerretistas controlaban la vida de 72 rehenes a los que podían liquidar en el acto. 4° Para ser calificados de héroes, los comandos debieron superar el estado psicológico del cumplimiento del deber y cruzar el umbral del arrojo, donde asumen que sus vidas ya no es lo más importante. Eso sucedió a Valer y a Jiménez, que murieron y a los demás que no, pues para ser héroe no hay que considerar la muerte como requisito. Cáceres, héroe viviente de la Guerra del Pacífico (1879-1883), murió recién en 1923. 5° La operación privilegió la vida humana y su resultado -un solo rehén muerto-, que asombró al mundo, lo confirmó.

tags