Temas

Opinión
Editorial

Editorial

El lamentable tuit de vieira contra Aráoz

​Es de esperarse que el Congreso sancione con todo el rigor posible al congresista Ricardo Vieira, quien luego del inaceptable insulto que lanzó a través de su cuenta de Twitter contra la segunda vicepresidenta y excolega de bancada, Mercedes Aráoz, saliera decir que el agravio fue lanzado por uno de los trabajadores de su equipo de prensa.

22 de Noviembre del 2016 - 07:03 Editorial

Es de esperarse que el Congreso sancione con todo el rigor posible al congresista Ricardo Vieira, quien luego del inaceptable insulto que lanzó a través de su cuenta de Twitter contra la segunda vicepresidenta y excolega de bancada, Mercedes Aráoz, saliera decir que el agravio fue lanzado por uno de los trabajadores de su equipo de prensa.

Lamentablemente, eso de culpar a los asesores de las malas prácticas se ha convertido en una muy mala costumbre en el Congreso. Hace poco vimos al aprista Elías Rodríguez culpando a sus trabajadores por presentar un proyecto de ley con textos plagiados de internet como si fueran propios. Igual este parlamentario tuvo que renunciar a su cargo de tercer vicepresidente del Legislativo.

Si tratamos de ser un país serio, no podemos tener este tipo de conductas en el llamado “primer poder del Estado”. Y menos es posible permitir que los responsables pretendan escudarse en sus trabajadores, a los que suelen criticar o despedir a fin de limpiarse ante la opinión pública, pese a que los legisladores debieron tener cierto control sobre ellos.

Lo más probable es que el caso del controvertido congresista Vieira sea visto en la Comisión de Ética, y es de esperarse que el hombre que acaba de ser echado de las filas del oficialismo se las vea con el reglamento. No podemos seguir teniendo a congresistas que degraden el nivel de una política que más bien debería esforzarse por salir del hoyo de la aceptación popular en que se encuentra.

tags