Temas

Opinión

EL TERRORISMO SIGUE APUNTANDO AL REINO UNIDO

​El atentado terrorista de la víspera es el tercero perpetrado contra el Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte (RU) en lo que va del año. Lamentablemente, parece que esa fijación continuará. A su turno, los que hubo en Francia lo confirman.

05 de Junio del 2017 - 07:00 Miguel Ángel Rodríguez Mackay

El atentado terrorista de la víspera es el tercero perpetrado contra el Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte (RU) en lo que va del año. Lamentablemente, parece que esa fijación continuará. A su turno, los que hubo en Francia lo confirman. 

Primero en París y luego una secuela en diversas ciudades francesas. Los británicos están absortos, desconcertados y a un paso de quedar doblegados por la falta de eficacia para neutralizarlos y hasta vencerlos. No será fácil. Los denominados “lobos solitarios” tienen en ruinas a los servicios de inteligencia. Theresa May, la primera ministra del RU, pareciera no mostrar los reflejos que las circunstancias exigen. 

Su llegada al altísimo cargo político se debió únicamente a la estrepitosa caída de David Cameron, quien había defendido el mantenimiento del RU en el seno de la Unión Europea (UE), pero el resultado contrario del referéndum del 23 de junio de 2016 lo llevó inexorablemente a renunciar. Pareciera que la salida del RU de la Unión o Brexit habría promovido el ensañamiento yihadista. Lo voy a explicar. 

Una de las razones para dejar la UE fue que los británicos, al permanecer en el bloque, no podían impedir que los ciudadanos de otros países de la Unión ingresen en la isla continente. El triunfo del Brexit detuvo que los migrantes musulmanes de tercera generación, entre los que solían camuflarse los yihadistas, llegasen al RU. 

La reiteración de los atentados, entonces, es una reacción de los extremistas que debe haber al interior del RU, por cierto, uno de los países europeos del que ha partido el mayor número de milicianos para el Estado Islámico desde que se inició la guerra en Siria. En lo inmediato, el terrorismo seguirá sembrando el terror y desestabilizando a los británicos, y los políticos que tienen un discurso duro contra el yihadismo, como Donald Trump o Marine Le Pen, harán cualquier cosa para capitalizar sus resultados en favor de sus estrategias políticas.

tags