Temas

Opinión
Miguel Ángel Rodríguez Mackay

Miguel Ángel Rodríguez Mackay

El uso de la fuerza en el derecho internacional

​Los últimos sucesos en Siria, es decir, el ataque del régimen de Bashar al-Assad a civiles mediante el uso de armas químicas, totalmente prohibidas por el derecho internacional, y la reacción estadounidense propinando un certero lanzamiento de misiles en una base militar, debe ser evaluado en su exacta dimensión jurídica internacional.

08 de Abril del 2017 - 10:14 Miguel Ángel Rodríguez Mackay

Los últimos sucesos en Siria, es decir, el ataque del régimen de Bashar al-Assad a civiles mediante el uso de armas químicas, totalmente prohibidas por el derecho internacional, y la reacción estadounidense propinando un certero lanzamiento de misiles en una base militar, debe ser evaluado en su exacta dimensión jurídica internacional.

Veamos: 1° El ataque del dictador sirio que causó la muerte de 80 personas transgrede la Convención Internacional sobre Armas Químicas de 1997, que proscribe terminantemente su uso en los conflictos armados. Hacerlo supone responsabilidad penal internacional para los autores del macabro suceso, que de todas maneras se va a producir en algún momento. 2° La reacción militarizada de EE.UU. es unilateral e inconsulta, es decir, ha sido una decisión del gobierno de Donald Trump, que no ha contado con la aquiescencia del Consejo de Seguridad de la ONU, que conforme a la Carta de San Francisco de 1945, que es un tratado, es un atributo de este órgano de las Naciones Unidas la decisión del uso de la fuerza; y 3° La ONU está legitimada para aplicar el uso de la fuerza únicamente en tres circunstancias y de modo excepcional: la legítima defensa que no es el caso, porque EE.UU. no ha sido atacado como sí sucedió en setiembre de 2001, cuando respondió al certero atentado que Al Qaeda le arremetió coludido con el régimen talibán de Afganistán; la seguridad colectiva que se aplica en casos como el de Siria, eso es verdad, pero siempre por acción colectiva y nunca jamás unilateral, por lo que técnicamente la acción aérea de Washington está al margen del derecho internacional; y, ante el incumplimiento de las sentencias de la Corte Internacional de Justicia, el órgano judicial de la ONU, por parte de algún Estado miembro del foro planetario, que tampoco es el caso que comentamos, y porque hasta ahora ningún Estado miembro de la ONU ha osado declararse en rebeldía a los fallos de la Corte. Esta es la exacta dimensión jurídica del actual escenario en Siria.

tags