Temas

Opinión
Editorial

Editorial

Entre peces gordos y chicos

​Resulta torpe la defensa de algunos políticos cuando acuden a la clásica “cortina de humo” para autodenominarse víctimas del sistema en medio de una investigación por corrupción. En el caso Odebrecht, otros han creído conveniente sumar la frase de que no procesan a los peces gordos. Bajo esa lógica, la Fiscalía solo captura a los peces chicos. Pero da lo mismo, caiga quien caiga, pues todos deben ser procesados.

05 de Abril del 2017 - 07:30 Editorial

Resulta torpe la defensa de algunos políticos cuando acuden a la clásica “cortina de humo” para autodenominarse víctimas del sistema en medio de una investigación por corrupción. En el caso Odebrecht, otros han creído conveniente sumar la frase de que no procesan a los peces gordos. Bajo esa lógica, la Fiscalía solo captura a los peces chicos. Pero da lo mismo, caiga quien caiga, pues todos deben ser procesados.

En el caso que corresponde al gobernador regional del Callao, Félix Moreno, su defensa recurre a desviar el tema de la investigación fiscal hacia el resto de políticos comprometidos con las coimas que la empresa brasileña pagaba para ganar las licitaciones públicas; como la obra en la Costa Verde que compromete a la autoridad chalaca, según los documentos fiscales.

En una conferencia de prensa, Félix Moreno indica que no conoce al delator Jorge Barata y tampoco a Marcelo Odebrecht; es más, agrega que ni una fotografía se ha tomado con ambos personajes corruptos, y tampoco acudía a las reuniones en la Embajada de Brasil (donde supuestamente había encuentros político-empresariales); además, remata con énfasis al decir que no ha recibido ni un real de la empresa brasileña.

Si bien un sector de la gente espera la caída de los denominados peces gordos, del nivel del prófugo expresidente Alejandro Toledo, creemos que la justicia debe ser implacable para todo tipo de investigados, chicos y grandes, gordos y flacos, hombres y mujeres, sin distinción. Aquí el asunto no es quién o quiénes coimearon más, sino ir hasta el fondo de la corrupción. ¿O nos quedamos con los peces chicos en la pecera estatal?

Dependerá de la labor fiscal determinar la responsabilidad de Moreno en este proceso de investigación por supuestos sobornos; así como de la disposición de la autoridad para colaborar con la justicia. 

tags