Temas

Opinión

Francisco y la paz colombiana

Es la mayor noticia para los colombianos, desde el Acuerdo de Paz definitivo de noviembre de 2016: El papa Francisco ha confirmado su viaje a tierras cafeteras

11 de Marzo del 2017 - 08:10 Miguel Ángel Rodríguez Mackay

Es la mayor noticia para los colombianos, desde el Acuerdo de Paz definitivo de noviembre de 2016: El papa Francisco ha confirmado su viaje a tierras cafeteras, del 6 al 11 de setiembre de 2017. Será la tercera vez que vuelva a nuestro continente. Antes estuvo en Brasil, Ecuador, Bolivia, Paraguay, Cuba, México y Estados Unidos. Llegará a ese país en uno de los más importantes momentos de su historia reciente: el proceso de allanamiento para la afirmación y consolidación de la paz permanente. El mensaje espiritual para un pueblo sometido al imperio de la violencia y la barbarie, por medio siglo, será lo más esperado, en los 6 meses que quedarán en adelante, hasta ver aterrizar, en Bogotá, el avión que traslade a Francisco desde Roma. Estará, además de la capital, en Villavicencio, Medellín y Cartagena. Su santidad Bergoglio está lleno de carisma y con su presencia le devolverá la fe y la esperanza a más de 47 millones de colombianos. Francisco es un papa revolucionario porque está rompiendo los paradigmas tradicionales y tira abajo el qué dirán, en una sociedad internacional muchas veces prejuiciosa. Se muestra afable, espontáneo y transparente, pero es firme cuando debe, condenando las injusticias. Miembro de la Compañía de Jesús, fundada en 1534 por el célebre San Ignacio de Loyola, Francisco es el primer jesuita convertido en papa y el primero de la historia de la Iglesia de origen americano. El reciente anuncio de su próxima visita a Colombia se hace a escasos días de celebrar su cuarto año de pontificado -13 de marzo- y con 80 años de edad, a cuestas. Su presencia en el país de la cumbia marcará un antes y un después en su historia reciente. Colombia quiere despegar hacia el desarrollo y para hacerlo, el clima de paz es indispensable. Seguramente que la negociación con el ELN aún no habrá sido sellada para cuando Francisco llegue a Colombia, pero estará encaminada y hasta podría consumarse en menos tiempo que con las FARC (casi 5 años).

tags