Temas

Opinión

GIRO EN SUCESIÓN DEL TRONO DE ARABIA SAUDÍ

​La noticia que inunda las redes sociales advierte que en Arabia Saudí, país sunita de 30 millones de habitantes, que representa uno de los focos más influyentes en el Medio Oriente -junto a Irán, su enemigo, que es chiita pero no árabe-, el rey Salmán, de 79 años, acaba de nombrar como su sucesor en el trono a su hijo Mohammed bin Salmán, sacando de la línea hereditaria a su sobrino Mohammed bin Nayef. Hablar de Arabia Saudí es referirnos con propiedad a una de las monarquías absolutas más dominantes de esa región.

22 de Junio del 2017 - 07:00 Miguel Ángel Rodríguez Mackay

La noticia que inunda las redes sociales advierte que en Arabia Saudí, país sunita de 30 millones de habitantes, que representa uno de los focos más influyentes en el Medio Oriente -junto a Irán, su enemigo, que es chiita pero no árabe-, el rey Salmán, de 79 años, acaba de nombrar como su sucesor en el trono a su hijo Mohammed bin Salmán, sacando de la línea hereditaria a su sobrino Mohammed bin Nayef. Hablar de Arabia Saudí es referirnos con propiedad a una de las monarquías absolutas más dominantes de esa región. 

Con su actual estructura política y fundada en 1932, es el territorio histórico donde se dio la génesis del Islam. De hecho recordamos más a este país rico por dos cosas: por Mahoma, que en el 622 d.C. huyó de La Meca a Medina, en lo que la historia universal registra como la Hégira, dado que los comerciantes no aceptaban sus enseñanzas sobre la nueva religión que había fundado; y, desde luego, por ser la mayor potencia petrolera del mundo. La astucia del futuro monarca Mohammed, de 31 años, se habría lucido durante la reciente visita del presidente de EE.UU., Donald Trump, para el que Riad es su mayor aliado árabe estratégico, aun cuando Washington es consciente de que en este país los derechos humanos siguen siendo un problema muy serio y no tiene una posición enfática sobre uno de los países más conservadores del mundo. El futuro monarca ha afianzado dicha alianza mostrando ante los ojos del padre más reflejos que el primo para comprender el sentido de los intereses de su país. Me explico. Los recientes convenios firmados entre Washington y Riad -el tema de armas es estelar-, que tendrían en el joven heredero a su principal promotor, y su audacia para poner a 4 países árabes de la región contra Qatar, habrían terminado por convencer al padre del cambio en la referida sucesión monárquica. A diferencia de su padre, el actual rey Salmán, que asumió el trono a una edad bastante avanzada, el hijo lo haría en algún momento posterior, pero siempre a una edad más viril.

tags