Temas

Opinión

Gracias, Genaro

​Genaro Delgado Parker fue un visionario. Como mencionó Hugo Coya en su biografía, ningún peruano ha tenido tanto poder ni capacidad para influir en la forma como pensaban, veían y conocían el mundo los peruanos en la segunda mitad del siglo XX y principios del XXI. Construyó el mayor imperio de telecomunicaciones y fue el pionero en la televisión, el internet y la telefonía móvil. Tuve el privilegio de trabajar con él. Me convocó para trabajar a su lado en Panamericana. Me contrató como asesor de la presidencia del canal y me puso al frente de 24 Horas Edición Central. Durante un año conversamos diariamente sobre asuntos empresariales y políticos, así como sobre los contenidos de Panorama.

01 de Junio del 2017 - 07:30 Luis Alfonso Morey

Genaro Delgado Parker fue un visionario. Como mencionó Hugo Coya en su biografía, ningún peruano ha tenido tanto poder ni capacidad para influir en la forma como pensaban, veían y conocían el mundo los peruanos en la segunda mitad del siglo XX y principios del XXI. Construyó el mayor imperio de telecomunicaciones y fue el pionero en la televisión, el internet y la telefonía móvil. Tuve el privilegio de trabajar con él. Me convocó para trabajar a su lado en Panamericana. Me contrató como asesor de la presidencia del canal y me puso al frente de 24 Horas Edición Central. Durante un año conversamos diariamente sobre asuntos empresariales y políticos, así como sobre los contenidos de Panorama.

Genaro fue un hombre brillante. Su inteligencia y audacia le permitieron desarrollar proyectos que ninguna otra persona se atrevía a emprender. Confiaba en su instinto y en su capacidad de rodearse de gente talentosa. Lo vi dirigir su empresa más querida en tiempos difíciles y estuve con él cuando perdió el control de su canal. Nunca lo vi derrotado. Siempre supo hacer frente a los problemas y salir adelante. Fue un defensor de la democracia y la libertad de expresión.

Respetaba el talento de los demás y fue consecuente con sus ideas. Adoraba a su familia y quería al Perú. Una persona controvertida, que conoció el éxito y el fracaso, pero que siempre fue genial. Toda mi gratitud, querido Genaro, por tu amistad, enseñanzas y consejos. Ya nos reencontraremos. 

tags