Temas

Opinión
Renato Sandoval

Renato Sandoval

Hay que darle la vuelta a esto

Ahora que faltan los chibilines, ¿se dan cuenta qué importante es contar con más autoridades honestas y que hagan obras?

17 de Marzo del 2017 - 10:39 Renato Sandoval

La corrupción se lleva del Estado 10,000 millones de soles por año, según información de la Contraloría General de la República. ¡Hey!, amigo, amiga, tú que tanto eliges como autoridad al que roba pero hace obra, que te da igual quién gane o pierda, hoy no puedes reclamar que el Estado te dé dinero para reponer tu techo ni que te lleven agua potable porque tu red de servicio ha colapsado. Lo siento, falta plata, pues.

Ahora que faltan los chibilines, ¿se dan cuenta qué importante es contar con más autoridades honestas y que hagan obras? Porque tampoco se la crean que quien hace obras, las hace bien. No. Miren sino las pistas cómo apenas una lluvia intensa puede levantarlas como capas de cebolla. Esas vías parecen esos polos chinos cuya etiqueta dice: solo lavar en seco.

No, pues. Frente a toda la desgracia hay que ponerle una pausa a nuestro control remoto de vida y pensar que si las calles están maltrechas y los reservorios no aguantan más no solo es por la furia de la naturaleza, sino por el apetito voraz de quienes en cada obra ven una oportunidad de busisness.

¿Se imaginan si esos 10,000 millones de soles estuvieran en las arcas del Estado? Ya, está bien, pongámosle la mitad de dicho dinero. Hoy estaríamos hablando de una mejor infraestructura que mitigue el dolor de los más necesitados y más maquinaria pesada limpiando las zonas afectadas. Tampoco hablaríamos del colapso de los desagües ni de la escasez de agua por varios días.

Si hablamos de prioridades del gobierno, esta temporada también es buena para hablar de las responsabilidades ciudadanas. No todas las autoridades son malas -aunque reneguemos por sus decisiones-, pero debemos desechar de una buena vez esa bendita frase de que roba pero hace obra. Aquí están las consecuencias.

Ojo que la corrupción es uno de nuestros peores males, tal vez el que nos deja con menos fondos, sí. Pero, ¿acaso no se dan cuenta de que las coimas en las oficinas son más onerosas que formar organizaciones criminales? Ya es hora de ver el bosque y no solo el árbol. Hay que darle vuelta a esto por el bien de todos. 

tags