Temas

Opinión

Intranquilos y sensibles

​¿Ustedes se siguen creyendo el cuento ese de la ataraxia de los piuranos? Yo ya no. Quizá en la época en que chismeaban Pepe Estrada con Manolo Rosas, sobre la frase de Néstor Martos, antes del dictador Velasco y durante el boom algodonero. Cuando a nuestros hermanos campesinos les decían “la tierra es del que la trabaja” y debajo del algarrobo, con el sombrero sobre la cara, se echaban una siesta tan profunda que ni soñaban. Pero hoy, nada de ataráxicos. Los que quieren mantener vivo ese mito es porque les conviene que crean que se cometen errores en las licitaciones de obras por tontones y cojudones

12 de Septiembre del 2017 - 07:00 Rolando Rodrich

¿Ustedes se siguen creyendo el cuento ese de la ataraxia de los piuranos? Yo ya no. Quizá en la época en que chismeaban Pepe Estrada con Manolo Rosas, sobre la frase de Néstor Martos, antes del dictador Velasco y durante el boom algodonero. Cuando a nuestros hermanos campesinos les decían “la tierra es del que la trabaja” y debajo del algarrobo, con el sombrero sobre la cara, se echaban una siesta tan profunda que ni soñaban. Pero hoy, nada de ataráxicos. Los que quieren mantener vivo ese mito es porque les conviene que crean que se cometen errores en las licitaciones de obras por tontones y cojudones. Ya pues, ¿que gane el consorcio que acredita al mismo personal y la misma maquinaria en varias obras a la vez? Magia, solo magia o divina ubicuidad. ¿Y que uno de los miembros del consorcio esté en un proceso judicial por pago de coima al alcalde de Chiclayo? “Se ve feo pero es legal”, se escuchó decir, con cierto airecillo a “roba pero hace obra”. Si siguen así, esto no va a terminar bien. La sensibilidad ante cuestiones de corrupción está en sus niveles más altos, Odebrecht y todos los expresidentes con el estómago flojo nos lo recuerda a cada rato. Si hasta un ministro nos ha venido a echar floro advirtiendo que está por meter presos a varios por la arena que dicen que sacaron del cauce. ¿Recuerdan esa escena en que Tony Montana (Al Pacino, Caracortada, Scarface) aparece sentado frente a una mesa con un cerro de coca? Aquí hay algunos que se alucinan así, pero con un cerro de billetes, producto de la coima de las obras entregadas para la reconstrucción. Resultados: puentes de plástico anclados con un par de pernitos en la vereda que de una patada caen sobre un cauce ahorcado. Quizá por eso no hay mucho entusiasmo en que los técnicos universitarios (independientes y sin otro compromiso que su prestigio) sean observadores de las soluciones que se plantean y deciden. Intranquilos y sensibles, así debemos permanecer y actuar los piuranos. El ataráxico es precisamente lo contrario: un ciudadano tranquilo e insensible.

tags