Temas

Opinión
Idel Vexler

Idel Vexler

Juan Carlos Tedesco: Hasta siempre, maestro

​“Tenemos discursos políticos que no se expresan en el diseño y la gestión de las políticas, así como postulados pedagógicos que no se traducen en estrategias de enseñanza y aprendizaje que puedan tener vigencia en las aulas”; “si un alumno no aprende y se le atribuye la culpa solo a él, es injusto”. Son algunas de las sabias expresiones de un gran humanista, docente y gestor público.

17 de Mayo del 2017 - 07:00 Idel Vexler

“Tenemos discursos políticos que no se expresan en el diseño y la gestión de las políticas, así como postulados pedagógicos que no se traducen en estrategias de enseñanza y aprendizaje que puedan tener vigencia en las aulas”; “si un alumno no aprende y se le atribuye la culpa solo a él, es injusto”. Son algunas de las sabias expresiones de un gran humanista, docente y gestor público. 

Nos referimos a Juan Carlos Tedesco, quien falleció hace algunos días en su natal Argentina (1944-2017). Fue un luchador por la escuela pública y por las reformas educativas con resultados y contenido social. Su experticia y compromiso con la política educativa lo llevaron a ser alto funcionario internacional de la Unesco: director de la Oficina Regional de Educación para América Latina y el Caribe (sede Chile) y luego director de la Oficina Internacional de Educación (sede Ginebra).

Entre los múltiples reconocimientos que recibió pueden mencionarse: Premio Konex 2016 Humanidades Argentinas-Educación; y recientemente Premio Latinoamericano y Caribeño de Ciencias Sociales del Consejo Latinoamericano de Ciencias Sociales. Entre su vasta producción de libros podemos mencionar: Cinco ciudadanías para una nueva educación, Educar en la sociedad del conocimiento y Educación y justicia social en América latina.

Compartí con Juan Carlos varias reuniones intergubernamentales de viceministros, y también cuando fue ministro de Educación de Argentina. Conversamos el año pasado, en el Perú, cuando intervenimos en el Primer Fórum Internacional de Educación, que organizó la Universidad César Vallejo. Miles de maestros pudieron apreciar su empatía, claridad de pensamiento y sabiduría, que lo caracterizaron en su fructífera vida profesional. Hasta siempre, maestro.

tags