Temas

Opinión

La cita entre PPK y Keiko Fujimori

​Dejando de lado el posible tramado que hay detrás de la cita, la reunión entre el presidente de la República, Pedro Pablo Kuczynski, y la presidenta de Fuerza Popular, Keiko Fujimori, puede ser un punto de partida para que haya un entendimiento en temas puntuales para el desarrollo del país, como la reconstrucción y la lucha contra la corrupción, pero también la desaceleración económica.

05 de Julio del 2017 - 07:30 Editorial

Dejando de lado el posible tramado que hay detrás de la cita, la reunión entre el presidente de la República, Pedro Pablo Kuczynski, y la presidenta de Fuerza Popular, Keiko Fujimori, puede ser un punto de partida para que haya un entendimiento en temas puntuales para el desarrollo del país, como la reconstrucción y la lucha contra la corrupción, pero también la desaceleración económica.

En lo que tampoco significaría que haya un acuerdo cerrado entre el Ejecutivo y el Legislativo, donde manda el fujimorismo con sus 71 votos, podríamos esperar que ambos poderes pongan una agenda en común de acuerdo a los intereses nacionales, sin despedirse de sus atribuciones constitucionales, como gobernar y controlar al Gobierno, respectivamente.

El hecho de que Keiko Fujimori haya tomado la iniciativa de dialogar con el Mandatario, además de solicitar la presencia del líder socialcristiano Luis Bedoya Reyes, contribuye a que la ciudadanía perciba al menos el interés de la clase política por sacar adelante los problemas más urgentes, como también lo es la inseguridad ciudadana.

Dependerá de ambos líderes políticos qué tan fructífera pueda ser esta reunión del martes 11 de julio en Palacio de Gobierno, que no sirva solo para las cámaras -como lo ocurrido en la primera cita de ambos junto al cardenal Juan Luis Cipriani- y de que de una vez por todas dejen atrás las rencillas propias de una campaña electoral que acabó hace más de un año.

Después de todo, un año de gobierno perdido no solo habla mal del Ejecutivo, sino de todo el aparato que corresponde al Estado, incluyendo a los otros dos poderes, como el Legislativo y el Judicial. Ojalá haya humo blanco. 

tags