Temas

Opinión
Cecilia Blume

Cecilia Blume

Los sin voz: adopciones

​Hace un tiempo escribí una nota sobre “Los sin voz” considerando a estos peruanos como los peruanos más abandonados. Me refería, entre otros, a aquellos niños que esperan ser adoptados y viven en albergues.

26 de Septiembre del 2016 - 06:50 Cecilia Blume

Hace un tiempo escribí una nota sobre “Los sin voz” considerando a estos peruanos como los peruanos más abandonados. Me refería, entre otros, a aquellos niños que esperan ser adoptados y viven en albergues.

En estos días, el Ministerio de la Mujer (MIMP) ha suspendido las adopciones de extranjeros reconociendo que no existe un correcto seguimiento posterior a las adopciones y que debe reorganizarse la Dirección General de Adopciones.

Coincido con el MIMP. Las adopciones en el Perú, que he visto muy de cerca en mi ejercicio profesional, son un desastre y los incentivos que tiene la Dirección de Adopciones solo impiden las adopciones.

Ello por la incapacidad de la Dirección de Adopciones, porque hay negocios de adopción y porque hay funcionarios del MIMP y del Poder Judicial incapaces de manejar adopciones, pues no entienden que trabajan con niños, dándosele a las adopciones un trato lento y engorroso.

Gabriel Daly, en El Comercio, señaló que la declaratoria de abandono de un chico puede tomar cinco años. ¡Paso previo de la adopción!

Ha habido abuso contra menores cuando adoptan delincuentes, pero no hay nada mejor para un niño que una familia que le dé amor y cuidados, y eso sucede en el 99.9% de las adopciones.

El MIMP es responsable de lograr un procedimiento eficiente y realista para adoptar más niños a la brevedad. Son muchas las familias que les darían un hogar sacándolos de un albergue. Ojalá escuchen a quienes han adoptado y pasado por el vía crucis que significa ello. Ojalá se tome personal idóneo en la Dirección de Adopciones. Ojalá el Poder Judicial acelere la declaratoria de abandono. Ojalá, ministra Romero, que usted haga la diferencia en la vida de estos chicos.