Temas

Opinión
María Cecilia Villegas

María Cecilia Villegas

​Macho Peruano

Según el Ministerio de la Mujer, este año se registraron 108 feminicidios y 222 tentativas

26 de Noviembre del 2016 - 07:35 María Cecilia Villegas

El 25 de noviembre se celebra el Día de la No Violencia contra la Mujer. Este es un fenómeno mundial que afecta al 35% de mujeres del mundo (OMS). Un estudio del Banco Mundial demostró que el crecimiento económico no resuelve los problemas de desigualdad de género y violencia. Estos ocurren en todos los países, en todos los estratos y están asociados al control del hombre sobre la mujer y a los roles que cada sociedad asigna a las mujeres. Es una muestra de poder, de superioridad.

Hace unos días, César Augusto Zea Sulca decidió bloquear el parqueo para discapacitados y la vereda. Cuando fue increpado por Mariana, el muy machito la golpeó mientras ella cargaba a su bebito.

El Perú tiene una de las incidencias de violencia más altas de Latinoamérica, siendo considerada un problema de salud pública. Según el Ministerio de la Mujer, este año se registraron 108 feminicidios y 222 tentativas.

El 55% de las mujeres peruanas considera que la violencia física es el principal problema que deben enfrentar. Una de cada dos siente que las peruanas no están seguras dentro de su propia casa. El 100% siente miedo cuando camina sola por la calle, se sube a un taxi o entra a un lugar donde todos son hombres desconocidos.

El Perú ocupa el tercer lugar, después de Etiopía y Bangladesh, en violencia sexual contra la mujer (15-49 años) cuyo atacante es su pareja (OMS). El 51% de mujeres en Lima y Apurímac, 52.6% en Junín y 69% en Cusco han sufrido agresión física o sexual por su pareja (Mindes). Tenemos el primer lugar en Latinoamérica en denuncias por violencia sexual: 15,000 mujeres cada año. El 75% son menores de edad. Sin embargo, el 32% de limeños cree que las mujeres son violadas porque provocaron al hombre. ¿Sabía que la primera experiencia sexual de una de cuatro mujeres rurales fue forzada?

Pese a ello, un sector conservador ha decidido denominar la lucha por acabar con la violencia contra la mujer y la equidad de género como “ideología de género” y cuestionar a quienes la promueven.

Uno de los principales problemas en la lucha contra la violencia es la pasividad con la que se trata. Se cree equivocadamente que esta pertenece al ámbito privado y se justifica sosteniendo que la mujer es la responsable, porque lo provocó o permite. O se cuestiona su calidad moral. La violencia contra la mujer es inaceptable en todas sus formas. Quien no la rechace es parte del problema.

tags