Temas

Opinión

Maduro desesperado

​Nuevamente el gobierno peruano, a través del Twitter del presidente Pedro Pablo Kuczynski, ha tenido un gesto digno al aplaudir el referéndum simbólico del domingo último en Venezuela, en el que la población se opuso masivamente a que el régimen de Nicolás Maduro imponga una Asamblea Constituyente para cambiar la actual Constitución y seguir haciendo lo que le da la gana en medio del rechazo local e internacional.

20 de Julio del 2017 - 07:30 Iván Slocovich

Nuevamente el gobierno peruano, a través del Twitter del presidente Pedro Pablo Kuczynski, ha tenido un gesto digno al aplaudir el referéndum simbólico del domingo último en Venezuela, en el que la población se opuso masivamente a que el régimen de Nicolás Maduro imponga una Asamblea Constituyente para cambiar la actual Constitución y seguir haciendo lo que le da la gana en medio del rechazo local e internacional.

Cómo estará de complicada la cosa en una Venezuela a punto de estallar, que el propio régimen ha tenido que aprobar el arresto domiciliario del opositor Leopoldo López, como una forma de bajar la tensión en momentos en que, por su parte, Estados Unidos ya plantea dejar de comprar petróleo a ese país, lo que sería una de las medidas más duras en contra del prepotente chavismo que lleva casi 18 años en el poder.

En las últimas horas, ante la amenaza de medidas de embargo económico por parte de Estados Unidos, el gobierno de Maduro ha activado un artículo de su actual Carta Magna que dispone medidas en contra de la “amenaza imperial” y ha convocado al Consejo de Defensa Nacional, en un claro intento por cohesionar a los venezolanos detrás de su “líder”, algo que difícilmente logrará el tirano, que ya tiene a las calles en su contra.

Es precisamente en esas calles donde la dictadura viene cometiendo horrendos abusos contra los venezolanos, que están cansados de la opresión, la cual camina acompañada de una histórica crisis económica que impide hasta encontrar alimentos básicos para llevarse a la boca. Irónico que un país rico en reservas de petróleo no esté en condiciones ni de permitir que haya papel higiénico en las bodegas o medicinas elementales en las farmacias.

Hace bien el Perú en mantener su abierta crítica al gobierno venezolano, por más que hoy o mañana algún vocero de la tiranía salga a insultar al presidente Kuczynski y al Perú, como lo hacía la hasta hace poco canciller Delcy Rodríguez. Más bien, nuestro país está teniendo bastante paciencia al permitir que siga en Lima el embajador de Maduro. Hace tiempo debieron declararlo persona no grata y sacarlo de acá hasta que en su país vuelva la democracia.

tags