Arrastre los portlets debajo de este mensaje para anidarlos.
León Trahtemberg

León Trahtemberg

De sentido común

El sentido de la enseñanza del inglés

Arrastre los portlets debajo de este mensaje para anidarlos.

A propósito del establecimiento de los estándares comunes para la enseñanza del inglés en todos los Estados Unidos a partir del 2014, se ha desatado un debate entre los especialistas y profesores de inglés respecto al sentido que debe tener su enseñanza: si debe tener un enfoque utilitario, para desarrollar habilidades comunicacionales prácticas que permitan leer y escribir memos, mapas, manuales, catálogos, guías, o si debe orientarse hacia la comunicación académica y la literatura como alimento para el espíritu y la imaginación.

Por ejemplo, los estándares para el 4to grado exigen dedicar la mitad del tiempo de clases a la lectura de documentos históricos, tratados científicos, mapas y otros "textos informativos", como son las recetas de cocina y los horarios de trenes. El 70% del plan de estudios de secundaria debe consistir en títulos que no sean literatura o ficción. Esto ha alarmado a los profesores de inglés que ven mucho valor en el aprendizaje de literatura como la escrita por Shakespeare.

Según el College Board, esta consigna remedia el excesivo enfoque actual hacia lo utilitario. Diane Ravitch sostiene que es difícil imaginar una mente bien cultivada que no haya leído novelas, poemas y cuentos. Así, unos quieren asegurar que el alumno domine el inglés que permita a los alumnos ubicarse en un mapa y los otros aspiran a nutrir su alma. Tercian en el debate los que dicen que la buena redacción se aprende como consecuencia de la exposición a la buena lectura, que sirve de modelo a imitar e inspiración.

Quizá lo que se requiere no es eliminar la lectura utilitaria sino que ésta sea mejor escogida para que sirva de modelo para una buena redacción. Se podría usar con más propiedad las noticias de diarios, revistas y escribir historias que describan situaciones de la vida real. Se podrían hacer reportajes, sumergirse a fondo en los temas de investigación, crear escenarios imaginativos, diálogos y narrar detalles. Esta narrativa no literaria también puede servir de puente entre las narraciones personales y los ensayos "correctamente redactados" que atienden los requerimientos del mundo de la academia y de los negocios.

  • Jorge Salazar Aráoz 171
    Santa Catalina, Lima 13 - Perú

  • Central: +51-1 631-1111

  • Tráfico

  • logo

  • Asociado a:

  • logo

Un producto de Empresa Periodística Nacional - Todos los derechos reservados 2014