Arrastre los portlets debajo de este mensaje para anidarlos.
Ricardo V. Lago

Ricardo V. Lago

Invitado por el Director

Presidente PPK. ¿Por qué?

Arrastre los portlets debajo de este mensaje para anidarlos.

¿Por su cuádruple alianza con Lourdes, Lay, Acuña y Simon? En absoluto. Creo que le resta votos, como indica la brecha entre la intención de voto por PPK y la de su lista congresal. La razón de fondo es que ya se ha dado a conocer, y es el único de los candidatos que suscita verdadero entusiasmo entre el electorado. Me explico.

El ya típico factor sorpresa electoral es resultado, a mi juicio, de la permanente insatisfacción con (y las grandes dosis de cinismo hacia) la clase política que campea a sus anchas entre el electorado peruano. Si alguien logra infundir ilusión entre la ciudadanía, es capaz de llenar el omnipresente vacío electoral en un santiamén, cual inyección de gas en una parcamente amueblada recámara. Si, además, se trata de un profesional de éxito y no político, mejor que mejor. Mi observación es que el pueblo peruano detesta a los políticos y aborrece sus promesas electorales mucho más que en la mayoría de los países. Tanto Perú como Italia son países que funcionan a pesar de las trabas e ineficiencia de los tres poderes del Estado (Legislativo, Judicial y Ejecutivo, en ese orden). Y funcionan gracias a la creatividad y el carácter emprendedor de sus gentes. Dejo por sentado que hay excepciones; he tenido el privilegio de conocer en el Perú a extraordinarios servidores públicos (Renzo Rossini, Roberto Abusada, Pepe Arista, Alfredo Jalilie, Manuel Estela); parlamentarios (Víctor Andrés García Belaunde, Güido Lombardi, Pedro Cateriano, Rafael Belaunde); y diplomáticos (Ricardo Luna, José Antonio García Belaunde, Allan Wagner, Carlos Pareja, Jorge Valdés, Eduardo Ponce), por mencionar varios nombres entre bastantes otros. Afortunadamente, he tenido la suerte de poder prescindir de evidencia de primera mano sobre el Poder Judicial.

Algunos lectores de mi blog han comentado que enganché la -entonces aparentemente inverosímil- predicción de PPK presidente el 14 de diciembre del 2010, cuando el sociólogo Julio Cotler pronosticó, en el programa de Rosa María Palacios, una segunda vuelta Toledo-PPK. Sin duda, celebré el oráculo de Cotler, a quien muchos consideran el "Pulpo Paul" de la elecciones peruanas; la realidad es, no obstante, que he venido argumentando sobre las posibilidades de PPK desde hace más de año y medio, como está consignado en la hemeroteca.

En efecto, en mi columna del 25 de setiembre del 2009, titulada "La insolación de PPK", discrepaba de una propuesta de Kuczynski sobre controles de capital, pero aclaraba que:

"Siempre he sido admirador de PPK. Pocos han tenido tanto éxito profesional como servidor público, funcionario internacional, banquero y empresario. Y muchos menos han entregado una contribución tan importante a su país durante tres gobiernos. Me consta que es un hombre de extraordinaria integridad personal, amén de intelectual, músico y escritor. Cuando el Banco Mundial me asignó en 1987 como economista encargado del Perú, el primer libro que leí fue su Democracia bajo presión económica: el primer gobierno de Belaunde. Si yo fuera peruano, votaría por él en las presidenciales".

Más recientemente, en mi columna del 11 de diciembre del 2010, titulada "Hacedores del desarrollo", escribía: "Kuczynski. Creo que los que subestiman las posibilidades de PPK se equivocan. Con el apoyo del PPC, su candidatura es más que viable.

Pedro Pablo ha triunfado en su vida profesional como banquero de inversión y banquero central, funcionario internacional, ministro y primer ministro. Sabía desde el primer día de gobierno qué hacer, cómo hacerlo y con quién. No me cabe duda de que su única motivación es hacer un buen gobierno; dinero tiene más que suficiente. Esperemos que sus socios le dejen nombrar a compañeros(a) de plancha que conecten bien con el pueblo llano".

Y opino que así fue con la designación de Máximo San Román y Marisol Pérez Tello. En la columna de la semana pasada lancé el pronóstico de que PPK ganaría la Presidencia.

Si algún lector cree que mi opinión sobre PPK y mi pronóstico electoral tienen que ver con algún tipo de asociación o relación entre ambos, se equivoca. Puedo afirmar que nunca he trabajado con PPK en ninguna empresa, institución u operación. Que nunca he recibido remuneración alguna o cualquier otro pago directo o indirecto de ninguna organización relacionada directa o indirectamente con PPK. Ambos trabajamos en el Banco Mundial pero en periodos diferentes: PPK (1961-77) y un servidor (1985-91). Tampoco tenemos una relación de amistad; somos conocidos más que amigos. Mi opinión es totalmente independiente, aunque claramente parcial, porque creo que PPK representa la mejor opción para la Presidencia.

Unas palabras sobre la renuncia de José Antonio Chang al premierato y, sobre todo, al Ministerio de Educación. Durante su gestión, la educación pública del Perú ha dado un salto de gigante, al incorporar exámenes de aptitud y cursos de capacitación para los docentes, así como escalas de remuneración por resultados. La Carrera Pública Magisterial es la reforma sectorial de mayor calado de las últimas décadas. Es una lástima que la transferencia de la educación pública a los gobiernos regionales y municipales pueda poner en riesgo la verdadera revolución educativa puesta en marcha por Chang. Pasará a la historia como uno de los ministros de Educación más eficaces y longevos de la República, con casi cinco años de permanencia en el cargo.

La permanencia de los ministros en sus cargos es condición necesaria para un gobierno eficaz y efectivo. Chang y el canciller José Antonio García Belaunde son los únicos dos ministros que el presidente García ha mantenido desde el inicio de su segundo gobierno. El presidente Toledo tuvo cuatro ministros de Educación (Nicolás Lynch, Gerardo Ayzanoa, Carlos Malpica y Javier Sota) y cinco cancilleres (García-Sayán, Allan Wagner, Rodríguez Cuadros, Fernando Olivera, y Óscar Maurtua). En el resto de las carteras ha habido cambios frecuentes y, por tanto, poca estabilidad en ambos gobiernos, en éste y el anterior. De hecho, en el gobierno de Toledo, Kuczynski fue uno de los pocos ministros que duraron en el cargo. Estuvo al frente de las finanzas del país tres años y medio de los cinco años de gobierno.

Curiosamente, en la entrevista que realicé a PPK en febrero sobre su programa económico (y que está colgada en YouTube), uno de sus planteamientos más contundentes fue su determinación en nombrar un gabinete con profesionales de primera y mantenerlos en sus cargos durante los cinco años de gobierno.

Ojalá así sea.

  • Jorge Salazar Aráoz 171
    Santa Catalina, Lima 13 - Perú

  • Central: +51-1 631-1111

  • Tráfico

  • logo

  • Asociado a:

  • logo

Un producto de Empresa Periodística Nacional - Todos los derechos reservados 2014