Arrastre los portlets debajo de este mensaje para anidarlos.
Aldo Mariátegui

Aldo Mariátegui

La columna del director

Atacan su bolsillo

Arrastre los portlets debajo de este mensaje para anidarlos.

La semana pasada fue muy preocupante en lo económico. El BCR tuvo que inyectar el miércoles casi $500 millones para lograr detener al dólar en S/.2.84, una intervención descomunal. Un bancario me comentaba que fácil llegaba ese día por lo menos a S/.2.90 (si no a más) si el BCR no metía tanto dinero. Felizmente las cosas se calmaron con las encuestas de los días siguientes, pero ya me imagino las caras de los endeudados en dólares. Humala crece más en los sondeos y aguantar al dólar, si se puede, va a significar una quema considerable de divisas, un lujo idiota para un país pobre: lo lógico es que esas reservas sean un escudo contra crisis internacionales, no contra un candidato presidencial, pero el Perú no es cuerdo y a su electorado le encanta jugar al lemming, ese escandinavo primo del cuy que se suicida inexplicablemente cada año. El votante promedio de Humala no sólo es suicida en términos de libertades: un dólar caro incide directamente en el costo de las importaciones de alimentos y combustibles. O sea, ese señor vota directamente contra su bolsillo, porque el pollo, el pan, los fideos y la gasolina le van a costar más con un dólar caro, así como su deuda en dólares...

También se advirtieron otros hechos preocupantes, como que varias empresas tuvieron problemas de liquidez para pagar planillas el viernes pasado, algo que no se veía desde hace años. Es que el ritmo de los negocios ha perdido velocidad notablemente (un amigo me comentaba que estaba vendiendo por lo menos 10 autos semanales sostenidamente desde el año pasado y que ahora con las justas coloca tres. Y la colocación de hipotecas o la venta de departamentos se ha caído de manera espectacular), dado que la gente está controlando su gasto hasta ver quién gana: como dicen los gringos, el efectivo es rey ("cash is king") cuando hay incertidumbre. O sea, el señor vota por Humala para que no le paguen el viernes... Porque por más que se quiera soslayar, no sólo es palpable que hay un frenazo económico por culpa de Humala, sino que la gente está sacando su dinero a cuentas de afuera o guardándolo bajo el colchón, porque cuesta mucho ganarlo y habría que ser muy imbécil para creer que Ollanta ha dejado de ser chavistoide en dos semanas. Ya Alan se la hizo linda a toda una generación cuando prometió que no se iba a meter con los ahorros en dólares y apenas asumió el mando, en 1985, dispuso que se congelen y que se devuelvan -muy lentamente, encima- en soles a una tasa de cambio que hizo puré lo que valían. ¿Qué seguridad tiene un ahorrista en dólares de que mañana Ollanta no haga algo igual y que tengas mil dólares y te los cambien por S/.1,900 en lugar de los S/.2,840 correspondientes? ¿Acaso Ollanta ha descartado las nacionalizaciones y más bien no se le escapó con el presidente de México que va a estatizar "algunas mineras"? ¿Kurt Burneo es garantía? ¡Ja, ja, ja!

Amigos de España y EE.UU. me comentaban lo espantosa que está la situación por allá, agregando que envidiaban nuestra estabilidad económica. Les respondí que por lo menos ellos tenían crisis económica por factores ajenos a ellos. ¡Acá probablemente pronto todo se va a ir por la borda por el voto por Ollanta o el voto "principista" en blanco de los propios peruanos! Cómo deben estar riéndose de nosotros los chilenos. Solitos nos ponemos cabes y detenemos el progreso, porque todos, todos vamos a estar mal, y mucho peor los pobres. El peor enemigo de un peruano es otro peruano, más aún si es "principista" (por ser absolutamente idiota).

  • Jorge Salazar Aráoz 171
    Santa Catalina, Lima 13 - Perú

  • Central: +51-1 631-1111

  • Tráfico

  • logo

  • Asociado a:

  • logo

Un producto de Empresa Periodística Nacional - Todos los derechos reservados 2014