Edición Digital RSS
Arrastre los portlets debajo de este mensaje para anidarlos.
Ricardo V. Lago

Ricardo V. Lago

Invitado por el Director

Amnesia

Arrastre los portlets debajo de este mensaje para anidarlos.

Me motiva a escribir esta columna el desagravio a cuatro colegas y amigos en el entorno próximo de Keiko, con quienes tuve la oportunidad de trabajar, del 90 al 93, yo desde el Banco Mundial , y a los que Álvaro Vargas Llosa ha catalogado de mafia. Pongo la mano en el fuego por que los cuatro son personas justas y de bien y me parece una infamia miserable que alguien se refiera a ellos como mafia. Para dignidad y nobleza la de Don Máximo San Román que si que tiene razones para odiar a los Fujimori (fue desalojado ilegalmente de la Vicepresidencia de la Republica en el 92 con el autogolpe) y sin embargo, en la convicción de que Humala es el mal mayor, ha invitado a Keiko a hacer campaña visitando su fábrica. 

Ahora resulta que el nuevo portavoz de Humala es Don Álvaro Vargas Llosa. Se habrá dado cuenta, lector, que estamos en una perfecta regresión histórica de veintiún años, pues la campaña está deviniendo cada vez más en un segundo round Fujimori Vargas Llosa, con un mismo Alan García de presidente saliente. En efecto, Humala está empezando a ser perfectamente opacado por el locuaz y omnipresente periodista y escritor; entre cuyas ensayos destacan El diablo en campaña, y los best sellers en coautoría "El Manual del perfecto idiota latinoamericano" y "El regreso del idiota." 

¿Quién cree usted lector que ganará esta vez? Yo apuesto por la profecía de Marx: los grandes hechos y personajes de la historia se repiten dos veces?. la primera es como tragedia y la segunda como farsa? (en el 18 Brumario de Luis Bonaparte). 

Todos los ingredientes de la farsa ya en su sitio. La metamorfosis de Humala en apenas seis semanas levantaría de la tumba al mismo Kafka. El activismo del Nobel y su hijo en dicha transformación tiene todos los visos de un nuevo serial de Pedro Camacho, el locutor de radionovelas melodramáticas que es coprotagonista de La Tía Julia y el Escribidor. En esta renovada campaña de imagen, Don Álvaro nos trata de vender - precisamente en los medios a los que acusa de parcialidad vergonzosa - al, hasta hace poco, militar golpista como una especie de Hayek (pensador liberal austriaco) criollo. 

La juramentación de Humala el jueves fue que ni calcada del esperpento El Tirano Banderas de Valle-Inclán: mientras juraba sobre la Biblia por la constitución y la libertad de prensa, sus matones sacaban a golpes al reportero gráfico del diario La Razón de la Casona de San Marcos. Es increíble la variedad de tragicomedia grotesca a que puede conducir a una persona, tan admirada y respetada como Don Mario, el odio en las entrañas por tomar como humillación una derrota electoral. El problema es que, en mi opinión, el aval personal que otorga ahora a Humala es un pierde-pierde; si gana Keiko, sale humillado ; si gana Humala , y éste deriva hacia donde le mueven sus instintos que sería lo probable, también sale humillado. 

El jueves pasado el diario español El Mundo publicaba una macabra onomástica del genocida maoísta camboyano Pol Pot (1925-1998) titulada La ruta del Holocausto jemer "Se cumplen 86 años del nacimiento de Pol Pot, líder de grupo Jemer Rojo. El Museo del Genocidio de Tuol Sleng revive los horrores sufridos en los 70. Se conservan más de 8.000 calaveras apiladas como reclamo público" 

Busque usted en Google Libros y encontrará que hay 631 libros que comparan a los Jemeres Rojos (Khmer Rouge ) con Sendero Luminoso ( http://goo.gl/lz04W ) y 252 libros que equiparan a Abimael Guzmán con Pol Pot (http://goo.gl/CfyRI ) .El caso es que hasta los noventa , el Peru iba camino de convertirse en la Camboya americana y el Estado consiguió derrotar a Sendero en 1992 y al MRTA en 1997 con una estrategia inteligente , eficaz y coherente , en que la regla fue el respeto de los DDHH de la población y la excepción a la regla fueron casos contados de graves violaciones de DDHH que incluyeron ejecuciones extrajudiciales ( como los asesinatos de la Cantuta y Barrios Altos ) , detenciones ilegales y torturas. Estos últimos no fueron ni privativos de los noventa, pues en los dos gobiernos anteriores hubo bastantes más violaciones de los DDHH, ni tampoco del Perú, pues las ha habido en la lucha contra el terrorismo incluso en países desarrollados. Dos casos son la lucha contra el terrorismo norirlandés del IRA en el Reino Unido y contra los terroristas de ETA en la España de los ochenta y primeros noventa. En el caso britanico, paramilitares apoyados por el Royal Ulster Constabulary y en el español, los parapoliciales del GAL creados por el gobierno socialista. 

Es curioso también que sea precisamente el candidato Ollanta Humala uno de los militares acusados de violación por la propia Coordinadora Nacional de los DDHH, en un informe de 47 págs. - titulado Violaciones a los DDHH en el Alto Huallaga- El caso Madre Mía y la responsabilidad de Ollanta Humala?. Lo paradójico es que mientras dicho informe sigue colgado en el Portal de la Coordinadora (http://goo.gl/nCCFs ), esta organización hace campaña activa por la candidatura presidencial con el lema Fujimori Nunca Más. Lo cabal y ético es que se hubieran mantenido al margen enfocados en su trabajo, en lugar de meterse en política financiados por el Estado y con donaciones de fundaciones internacionales. Vuelvo a hacer un llamado a los financistas de las 79 organizaciones de DDHH que hay en Perú para que se reúnan con las víctimas del terrorismo y sus familiares y les escuchen sus quejas hacia estas organizaciones. 

Repito el argumento que esgrimí en mi columna anterior de que con la erradicación del terrorismo automáticamente se revaluaron los DDHH de todos los ciudadanos pacíficos y, guste o no guste a los críticos, esto se consiguió durante el gobierno de Fujimori. Vean la gráfica .El tema del terrorismo y los DDHH no se ha explicado con objetividad a los jóvenes de menos de 25 años, en parte por los parámetros de la corrección política establecidos por el nuevo régimen en el 2000 y en parte por el activismo de la SUTEP en explicar a los alumnos su peculiar versión marxista- leninista de la historia reciente del Perú. 

El lunes pasado el periodista Jaime de Althaus, entrevistando a la Presidenta de la Coordinadora de los DDHH, tuvo el coraje y la valentía de echarles a la cara a los que viven de las consultorías DDHH que su versión de los hechos es desinformada, militante e interesada. En mi opinión, la Señora Silva Santisteban dio un espectáculo lamentable de simplismo, incoherencia e ignorancia. Transcribo algunas de las frases de Althaus: 

En los ochenta hubo muchísimas más violaciones de los DDHH..A partir de los 90, lo que derrotó a Sendero fue una estrategia de alianza con las comunidades campesinas...de ahí se derrota a Sendero en el campo...los dirigentes viven en las ciudades y ahí una estrategia de inteligencia policial limpia acaba con los dirigentes , fue una estrategia esencialmente respetuosa de los DDHH...es modelo a nivel mundial y el Peru no ha podido tomar orgullo de esta estrategia por las campañas de las organizaciones de DDHH que solo han visto el lado negativo... Sí que existió el grupo Colina, terrible , pero fue marginal dentro de la estrategia. No hay ningún país en el mundo en que toda la dirigencia no haya sido masacrada sino que acabó en la cárcel. 

Les emplazo a que vean la gráfica que muestra la evolución del número de atentados terroristas elaborada da por el Global Terrrorism Database de la Universidad de Maryland ; que por cierto , incluye el Andahuaylazo como acto terrorista; compruébenlo en : http://goo.gl/vkhch

Pues si efectivamente, Abimael Guzmán y Víctor Polay fueron juzgados, están vivos y presos .No puede decir lo mismo Osama Bin Laden desde el séptimo cielo o, más probable, infierno. Lo verdaderamente increíble es que lo que dijo Althaus, y yo reitero, es algo que piensa gran parte de la población pero solo algunos estas dispuestos a decirlo y muy pocos a decirlo en voz alta. Mezcla de amnesia y corrección política. 

  • Jorge Salazar Aráoz 171
    Santa Catalina, Lima 13 - Perú

  • Central: +51-1 631-1111

  • Tráfico

  • logo

  • Asociado a:

  • logo

Un producto de Prensmart - Todos los derechos reservados 2014