Edicion Digital RSS
Arrastre los portlets debajo de este mensaje para anidarlos.
Aldo Mariátegui

Aldo Mariátegui

La columna del director

Desde Conchán

Arrastre los portlets debajo de este mensaje para anidarlos.

No he acabado mis vacaciones, pero me picó mandar una columna. La verdad, Pizarro se equivocó por muy poco al fundar Lima, pues debió hacerlo un poquitito más al sur, exactamente en Conchán. Creí que ya había tenido bastante sobredosis de "conchanina" al leer una columna rabiosamente antifujimorista precisamente de la excolaboradora (Pandolfi y Hurtado Miller) del régimen fujimorista RMP, pero luego me tocó escuchar al doctor Jorge Avendaño hablar sobre que los valores católicos pervivirán igual en la PUCP ("tenemos un espíritu católico y así deje de llamarse como sea, seguirá teniendo un espíritu católico") sin el Vaticano, lo que ya me fue sicotrópico. ¿Puede el doctor Avendaño llenarse la boca con "los valores católicos" después de que él protagonizó un sonado escándalo personal en la PUCP en los años 70, lo que incluso motivó que el entonces cardenal Landázuri se apartase de dicho claustro por su indignación frente a la crisis moral generada. No soy practicante y me importa un pepino la vida amorosa de Avendaño, pero un poquito más de decoro y mucho menos de frescura. ¡El último que puede pontificar respecto a un "espíritu católico" en la PUCP es precisamente él! Pero allí no acabó la cosa. Me meto a internet y me encuentro con otra de estas maravillas provenientes de Conchán, esta vez encarnada en un artículo escrito por Álvaro Vargas Llosa, que titula "¿En qué momento se jodió la derecha en el Perú?", donde pone sus tonterías homocigóticas de costumbre. Pero lo interesante es la interrogante del título, que es válida.

La derecha, Álvaro, se jodió definitivamente como proyecto político orgánico, unido y popular cuando tu padre y tú (porque te metiste impertinentemente en la campaña peor aún que Karp o Nadine) perdieron unas elecciones ganadas en 1990. Porque no triunfó Fujimori (que no sabía ni hablar) ni la victoria se las impidió García (al que le odiaban hasta las piedras): perdieron ustedes por inútiles. Nunca nadie en la historia electoral peruana tuvo más cartas a su favor (gran fe inicial, apoyo externo por doquier, el 99.9% de los medios a favor, dinero a raudales, voluntarios a discreción, etc...) que ustedes y nunca nadie -ni siquiera Lourdes Flores- pudo ser más torpe. Desde tu padre hablando del pensador austriaco Popper en una manifestación en... Puno, tú haciendo estupideces como ese comercial del mono defecando o soltando frivolidades como el "kitchen cabinet", tu mamá entrando siempre a las barriadas echándose aire en la cara por no tolerar el hedor de la pobreza, tus publicistas montando chozas artificiales para filmar propagandas televisivas, el racismo y clasismo abierto de tus dirigentes de campaña (por eso mismo el fujimorista Francisco Loayza cuenta que tu misma indignada mestiza escolta le pasaba todos los datos internos de su campaña), una apitucada gringa limeña como Roxana Valdivieso cerrando con su cancioncitas melosas el mitin final en... Cusco, tus partidarios de Libertad viendo las manifestación de cierre limeña, whisky en mano en... suites alquiladas del Hotel Sheraton, la ceguera de no escuchar a nadie que no fuese de tu "sagrada familia" o del grupo de amigos de tu padre (Szyszlo, Cooper, Ossio, etc...), ese discurso ya no franco si no prepotente que asustaba al elector, esa absurda alianza -que cuantas veces De Soto les aconsejó que rompan- con cadáveres políticos como Belaunde y Bedoya, esa pésima performance en el debate presidencial. Y mil metidas inmensas de pata más.

Es decir... Si alguien encarnó perfectamente el concepto ese de Derecha Bruta y Achorada (acuñado y difundido, dicho sea de paso, por dos colegas que fueron furibundos fujimoristas. Pero en ellos no ves ese "detalle" que se supone debería irritarte) fueron ustedes dos, tú y el candidato (que a todo el mundo criticó en su libro "El pez en el agua" menos a sí mismo, el principal responsable de la debacle). ¡Más tontos y agresivamente soberbios no pudieron ser! Así jodieron ambos el último proyecto orgánico y unido de una derecha liberal y popular. Después hemos tenido otras derechas, como el duro fujimorismo y el conservador pepecismo versión lourdista, pero sin esa ilusión modernizadora que encarnó Libertad y que ustedes dos hundieron por brutos y achorados (¿o puede haber algo más achorado y de peor gusto en el planeta que tu comercial -porque fue aprobado por ti, tal como admitiste- del mono/burócrata defecando?)

  • Jorge Salazar Aráoz 171
    Santa Catalina, Lima 13 - Perú

  • Central: +51-1 631-1111

  • Tráfico

  • logo

  • Asociado a:

  • logo

Un producto de Prensmart - Todos los derechos reservados 2014