Temas

Opinión

Nuestros estudiantes son primero

Durante el quinquenio pasado, la carrera magisterial se precarizó: 160 mil profesores contratados, solo 8 mil docentes nombrados, la mayoría de los reubicados en las escalas bajas, y cero en la sétima y la octava

09 de Agosto del 2017 - 07:00 Idel Vexler

Durante el quinquenio pasado, la carrera magisterial se precarizó: 160 mil profesores contratados, solo 8 mil docentes nombrados, la mayoría de los reubicados en las escalas bajas, y cero en la sétima y la octava. Los elevados haberes para los maestros de la quinta a la octava han sido pura publicidad. En este contexto, y con otras peticiones, se inició hace más de 55 días una huelga regional en el Cusco, que se fue extendiendo a otras regiones del centro y del sur. A pocos días de este movimiento, el CEN del Sutep convocó a un paro de 24 horas que trajo consigo algunos acuerdos con el Minedu que constituyeron avances. No obstante, la huelga siguió ampliándose a alrededor de 18 regiones, aunque el Minedu señala que no son más del 20% de maestros en huelga. Ante esta situación, el jueves 3 de agosto se reunieron los gobernadores con el premier-ministro de Economía y la ministra de Educación para buscar una salida al conflicto. En dicho encuentro se ha definido que se adelantará el incremento del haber mínimo de S/2 mil para diciembre, que la evaluación de desempeño será precedida de capacitaciones, que los gobiernos regionales tendrán dinero para pagar sentencias consentidas sobre deudas al magisterio, y que se descontará a los docentes que no se reintegren desde el lunes 7 de agosto pasado. También hay un compromiso de fortalecer la meritocracia y la profesión docente. Se esperaba que al comienzo de esta semana se levantaría la huelga, pero no ha sido así. Hago votos por que a la brevedad se regularicen las labores en todo el país y realmente se recuperen las horas perdidas. El presidente de la República ha expresado su disposición al diálogo con las dirigencias gremiales, las cuales se espera estén a la altura de las circunstancias. No olvidemos que nuestros estudiantes son primero.

tags