Temas

Opinión

¿Nuevos vientos en la televisión?

Quienes siempre exigen mejores contenidos en la televisión comercial, y los que hasta organizaron marchas de protesta por lo que consideran “televisión basura”, recibirán con algarabía, nos imaginamos, el comunicado enviado el viernes último por América Televisión en el que sus directivos y productores se comprometen a respetar de una vez por todas el pacto de autorregulación que firmaron como integrantes de la Sociedad Nacional de Radio y Televisión.

11 de Septiembre del 2016 - 07:59 Johnny Padilla

Quienes siempre exigen mejores contenidos en la televisión comercial, y los que hasta organizaron marchas de protesta por lo que consideran “televisión basura”, recibirán con algarabía, nos imaginamos, el comunicado enviado el viernes último por América Televisión en el que sus directivos y productores se comprometen a respetar de una vez por todas el pacto de autorregulación que firmaron como integrantes de la Sociedad Nacional de Radio y Televisión. Además, reconocen que “el contexto de extrema competencia al que hemos sido empujados ha hecho que cometamos errores y algunos excesos que hoy, por lo que a América TV se refiere, terminan”, se lee en el texto distribuido a los medios de comunicación. “Las palabras se las lleva el viento”, dicen. “De buenas intenciones está empedrado el camino al infierno”, reza otra frase popular, pero hay que darle el beneficio de la duda al compromiso asumido por América TV, porque asegura que nunca más veremos en sus programas de entretenimiento contenidos que han formado parte de su día a día y que han sido el soporte de su audiencia en mucho casos. ¿Podrán? Pues creánlo, señores, y a estar pendientes de que cumplan lo prometido, porque a partir de mañana les contamos que, según el pacto firmado y difundido, no emitirán mensajes de voz o conversaciones privadas de WhatsApp, tampoco permitirán la emisión de testimonios de personas que agredan la imagen de terceros, tampoco permitirán la invitación a personajes escandalosos, oportunistas y mediáticos cuyo único fin sean las portadas sensacionalistas. Y hay más. Según lo acordado, tampoco emitirán imágenes de titularidad de terceros salvo con autorización, no permitirán la agresión o provocación entre programas y sus conductores, y tampoco desarrollarán notas tendenciosas con contenidos de doble sentido. Por lo que leemos, estas decisiones alcanzan en su totalidad a los programas especializados en farándula como Al Aire y Estás en todas, no a su reality bandera Esto es guerra, y de taquito, porque no hay que ser ingenuos, como integrantes de la Sociedad Nacional de Radio y Televisión, esperan que Latina también siga el ejemplo y baje el tono a Amor, amor, amor, que va por el mismo camino. ¿Soplan nuevos vientos en la televisión peruana? ¿Mejorarán los contenidos a partir de ahora? Ver para creer.

tags
Johnny Padilla

Johnny Padilla