Temas

Opinión
Editorial

Editorial

Palacio y su reacción ante el caso Moreno

Poco a poco van saliendo a la luz los detalles del escándalo protagonizado por el exconsejero presidencial Carlos Moreno, quien habría estado tratando de hacer un “negociazo” con la salud de los peruanos más pobres, con lo que nos vamos dando cuenta de los intentos que hizo el Poder Ejecutivo para tratar de mantener el problema lejos de los ojos y oídos de los peruanos.

11 de Octubre del 2016 - 06:22 Editorial

Poco a poco van saliendo a la luz los detalles del escándalo protagonizado por el exconsejero presidencial Carlos Moreno, quien habría estado tratando de hacer un “negociazo” con la salud de los peruanos más pobres, con lo que nos vamos dando cuenta de los intentos que hizo el Poder Ejecutivo para tratar de mantener el problema lejos de los ojos y oídos de los peruanos.

En primer lugar, se debe aclarar por qué apenas el Gobierno tuvo conocimiento de las aparentes malas artes del personaje, no hizo público todo. En lugar de eso vimos la salida de Moreno a través de una resolución en la que se le dan las gracias por los servicios prestados mientras el presidente Pedro Pablo Kuczynski afirmaba que el alejamiento de su hombre de confianza se debía a exceso de trabajo.

El presidente del Consejo de Ministros, Fernando Zavala, recién hizo público el caso y dio detalles del mismo cuando Moreno salió a decir que lo habían “chuponeado” en Palacio de Gobierno. ¿Por qué no denunciar públicamente al consejero apenas fue sorprendido con sus indignantes diálogos? ¿Por qué tratar de poner todo el lío debajo de la alfombra?

El Mandatario está facultado a poner como asesores en Palacio de Gobierno a las personas que crea necesarias. Sin embargo, mejor sería que antes de nombrarlos analice bien sus antecedentes, pues ser amigo del jefe de Estado no es, como vemos, garantía de honestidad. Una revisión de las credenciales de quienes rodean al gobernante y de quienes busca ascender este fin de año no estaría nada mal.

tags