Temas

Opinión

Pisco 2007, nunca más

Tenemos el gran reto de exigir que la atención no cese y que en una o dos semanas Piura, y lo que sufre, queden en el olvido

31 de Marzo del 2017 - 07:06 Iván Slocovich

Llevo tres días en Piura cubriendo información sobre el drama que vive la gente especialmente en Catacaos y alrededores, tras del desborde del río y la inundación de sus casas y la pérdida de sus bienes. También soy testigo del descomunal trabajo que vienen haciendo las Fuerzas Armadas, encabezadas en persona por su jefe y los tres comandantes generales vestidos de traje de campaña y botas con barro.

Los helicópteros no dejan de partir para llevar agua y alimentos a las zonas aisladas y al regreso sacar gente que requiere atención médica. Al lado están los aviones que participan en el puente aéreo. Toda la atención está acá por la emergencia. Sin embargo, los peruanos tenemos el gran reto de exigir que la atención no cese y que en una o dos semanas Piura, y lo que sufre, queden en el olvido.

Lo señalo porque en los años que llevo de periodista he visto cómo, en pocas semanas, los temas importantes pasan a segundo plano cuando surgen nuevas coyunturas que atraen la atención. Hoy todos miran a lo que acá sucede, pero quién sabe más tarde. Eso sería lo peor que podría pasar con esta parte del país, que necesita un intenso y muy largo trabajo para salir del fango en que se encuentra.

Una vez que pase la emergencia y los militares y sus máquinas vuelvan a sus bases, vendrá el trabajo de las autoridades nacionales y locales por la recuperación de todo lo perdido. Sin duda, los sectores Agricultura y Riego; Transportes y Comunicaciones; y Vivienda y Construcción serán los que más trabajo tendrán de acá en adelante y a ellos habrá que exigir voluntad, buena gestión y honestidad para hacer las cosas.

Piura y el norte del país viven sus peores momentos. Pero todo será peor si en poco tiempo todo esto pasa al olvido, como sucedió tras el terremoto de Pisco, de agosto de 2007. El ministro de Defensa, Jorge Nieto, ha dicho que un hecho así no puede volver a suceder y tiene toda la razón. El Perú tiene que estar muy atento para que acá haya verdaderamente una reconstrucción y no una nueva burla a los más necesitados.

tags