Temas

Opinión

¿Por qué es importante China? - I

​A propósito del viaje del presidente Pedro Pablo Kuczynski a China, el primero de su mandato, miremos al gigante asiático de cuerpo entero para comprender su importancia internacional y desde luego para el Perú.

13 de Septiembre del 2016 - 03:26 Miguel Ángel Rodríguez Mackay

A propósito del viaje del presidente Pedro Pablo Kuczynski a China, el primero de su mandato, miremos al gigante asiático de cuerpo entero para comprender su importancia internacional y desde luego para el Perú. El Catay, como llamó Marco Polo a este país clave de las relaciones internacionales, tiene 1350 millones de habitantes, es decir, un quinto de la población mundial. Es el cuarto país (9’596,9611 km²) en extensión territorial del planeta, la segunda potencia militar, medida por sus gastos militares y por el número de sus tropas, y siendo la segunda economía del mundo, muchos vaticinan que para el 2020 será la primera. Pero sigamos, China, cuenta con el más alto número de usuarios de internet del mundo -unos 540 millones-, es el segundo mayor mercado de bienes de lujo del globo, y desde hace un lustro se mantiene firme como el primer productor de vehículos y también su principal consumidor, desplazando a EE.UU. Un dato interesante es que el proceso de urbanización en China desde 1949, que oscilaba por el 10%, ha llegado al 2015 hasta el 55%., si consideramos las circunstancias en el país devenidas por la revolución que encabezó Mao Tse Tung en ese año. En el ámbito del comercio internacional China ocupa el segundo lugar, siendo la primera en términos de exportaciones y la segunda en importaciones. Sus ciudades principales que son Shanghai y Beijing tienen ingresos per cápita de $13212 y $10789, respectivamente; sin embargo, para llegar a estos estándares no ha sido fácil. Con Deng Xiaoping se inició una decidida política de reforma económica de la mano de una política exterior estratégica basada en el principio de no interferencia política y de neutralidad, siempre buscando influir antes que dominar. El país creció hasta 10% en 32 años y alcanzó el desarrollo sin cambios en el sistema político. Su éxito estuvo centrado en el sector industrial, que es donde debemos mirar.

Miguel Ángel Rodríguez Mackay

Miguel Ángel Rodríguez Mackay